50 sombras de la escuela…

Picardo-Nuevo-1-min
Óscar Picardo

Óscar Picardo

Director del ICTI

50 sombras de la escuela…

Comparte disruptiva

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Entre el populismo y la demagogia, ahora el debate es si se construye el edificio de la Asamblea Legislativa o si con ese dinero mejor se construyen 50 escuelas…; la falta de seriedad y sensatez sigue a la orden del día, y sobre todo la ausencia de criterio para auscultar los mejores momentos para hacer o decir las cosas. En este contexto, todo lo que se diga contra la Asamblea Legislativa será popular; es que criticar a los diputados y a sus acciones se ha vuelto “Deporte Nacional”.

Antes de decidir qué hacer y cómo comunicarlo sería prudente que se presenten datos; por ejemplo, una evaluación de los daños y riesgos de trabajar en el edificio de la Asamblea Legislativa, no vaya a ser que seamos víctimas de un fenómeno telúrico y tengamos que lamentar decenas o cientos de vidas, esto es serio (o ya se les olvidó el incendio del Ministerio de Hacienda); y por otro lado ¿de dónde sale la ocurrencia de 50 escuelas?, no sé si han visto las estadísticas ante de salir con un disparate, ya que muchos centros educativos ni matrícula tienen.

De las 5,181 escuelas que participaron en el Observatorio MINED 2017: 28.58% tienen acceso a internet (3,710 no tienen internet) ¿no será bueno garantizar internet?; 34.34% no tienen acceso por servicio de transporte (1,767) ¿no será prudente garantizar el transporte para estos niños?; 9.38% tienen un maestro, 15,45% dos maestros y 12,14% tres maestros (1,903 en total) ¿no les llama la atención estos datos?; 44.61% tienen como factor de riesgo las pandillas ¿creen que se puede aprender en condiciones normales en estos centros escolares?; en 352 escuelas tienen que acarrear agua para tener y usarla, ¿Qué tal si les ponemos agua a estos centros?; 93 escuelas no tienen energía eléctrica ¿alguna idea para esto?; 179 escuelas tienen aulas de adobe,  295 escuelas tienen aulas improvisadas y 436 escuelas tienen deterioro severo ¿Qué tal mejorar todo esto?; por último 4,819 escuelas no tienen laboratorio de ciencias y 4,117 escuelas no tienen biblioteca ¿y si invertimos en equipar estas escuelas?

Uno ingenuamente creía que se había acabado el “más de lo mismo” pero no, lo que se está discutiendo es entre “los mismos de siempre”; sean algo serios por favor, y en lugar de politiquería barata presenten datos, sin ideologización, si revanchismo, piensen verdaderamente en la seguridad de la gente que trabaja en la Asamblea Legislativa y en las necesidades de los niños.

Es positivo que diputados jóvenes presenten una faceta de objeción frente a los tradicionales y obsoletos lineamientos verticales de una conducta acrítica y partidaria, pero sería mejor que antes de apoyar cualquier iniciativa alocada o que suene popular examinen los datos, y no vayan a caer en los errores de siempre de hacer oposición por hacer, por quedar bien.

No creo que necesitemos 50 escuelas modelo ¿modelo de qué…?; necesitamos mejorar una cantidad considerable de factores escolares –¿qué haremos con una escuela 4.0 y con docentes con pensamiento conductista pre-industrial? -; la escuela salvadoreña tiene muchas sombras que debemos iluminar con “datos”, con “información” y con “conocimiento”. Necesitamos que “todos” los niños tengan igualdad de oportunidades y no sólo 50 grupos de niños privilegiados.

Necesitamos que lean el documento del Observatorio del MINED, los boletines estadísticos que utilizaron en El Plan Cuscatlán y el informe McKinsey: Cómo hicieron los mejores sistemas educativos del mundo para lograr sus objetivos.

NO ES SÓLO NAYIB…

Picardo-Nuevo-1-min
ÓSCAR PICARDO

ÓSCAR PICARDO

NO ES SÓLO NAYIB…

Comparte disruptiva

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
La disciplina partidaria y el amiguismo tienen más poder que la ética, y como casi todos tienen la “cola pateada” o “techo de vidrio” mejor tener cautela. Si Arena y el FMLN hubiesen sido más rigurosos con la corrupción, con el uso de las partidas secretas y con los incrementos patrimoniales de sus correligionarios no estaríamos como estamos.

Desde la academia seguimos dándole vueltas a las estadísticas y bases de datos de las encuestas; continuamos escarbando para entender e interpretar la realidad. No es fácil, y los “números alegres” no cuadran, hay otros factores más profundos. El “Cambio” que no fue y que no es, sigue estando en el subconsciente de la gente…; pero eso no es todo, hay algo más: la falta de ética y honestidad de la clase política. Ahí está la clave, y la gente parece que esta vez no perdona.

La disciplina partidaria y el amiguismo tienen más poder que la ética, y como casi todos tienen la “cola pateada” o “techo de vidrio” mejor tener cautela. Si Arena y el FMLN hubiesen sido más rigurosos con la corrupción, con el uso de las partidas secretas y con los incrementos patrimoniales de sus correligionarios no estaríamos como estamos. El dinero no se puede ocultar, y los aparatos de fiscalidad y transparencia son débiles y vulnerables.

En nuestra última encuesta la gente demostró que no tiene amnesia. Al partido Arena le reclaman algunas estrofas de su himno, la vinculación de su fundador con el asesinato de Monseñor Romero y sus casos de corrupción. Al FMLN también le recuerdan sus casos de corrupción, su responsabilidad en algunos episodios militares de la guerra y su cercanía a Venezuela. Todo suma, todo cuenta…

Llegar al poder y utilizar los fondos públicos de manera reservada y con amplia discrecionalidad ha enriquecido a muchos funcionarios. El uso del conocimiento para favorecer en ciertas licitaciones a amigos y compadres a cambio de favores, también les ha cambiado la vida a muchos. Los que menos… han viajado a lo loco, se han recetado viáticos y han utilizado los recursos del Estado para beneficiarse en estos cinco años inolvidables. La filosofía es servirse y no servir.

La corrupción es estructural y estructurante… penetra, se hace parte de la cultura y hasta modifica la conducta y los valores, a tal punto que el delito o pecado es visto de otro modo, como algo común, normal, y si el otro se aprovechó o robó ¿por qué no lo voy a hacer yo?

Y ha sido tan larga la lista de rumores y casos de corrupción que la gente va dejando de creer, y por más que nos digan que son distintos, no hay evidencia tangible que demuestre lo contrario. Sí, la gente quiere casos ejemplificantes, concretos, reales. Más gente en Mariona, y no precisamente en el “Sector 9”, sino en el mismo lugar en dónde están otros ladrones.

Y es que robar en El Salvador es muy grave, por las grandes carencias en los sistemas públicos de educación y salud, por los niveles de pobreza y por la gran cantidad de ciudadanos y empresas que pagan impuestos para que se inviertan de modo adecuado. No se vale robar bajo ninguna circunstancia, ni aprovecharse del poder para beneficio propio, pero en países como el nuestro menos.

El deterioro de la imagen de los partidos políticos, de la Asamblea Legislativa y en general de muchas instituciones de gobierno, cuya nota no pasa de 5 sobre 10 -según varias encuestas- tiene nombre y apellido, y la misma clase política ha hecho poco para cambiar esta circunstancia. No basta con renunciar a privilegios, lo importante es hacer justicia e interrumpir los ciclos de impunidad.

Al final Nayib no surgió por sí mismo como un “fenómeno” político de eficiencia y eficacia gubernamental; hizo obras emblemáticas en Nuevo Cuscatlán y en San Salvador, no se puede negar; pero es el desgaste ético de los grandes partidos Arena y el FMLN que lo han catapultado, sobre todo la expulsión del FMLN. Y así llegó a Gana, y borró todo el rastro de la partidocracia y su lastre; le cambió los colores y sus símbolos para intentar romper con su peligroso pasado contaminante. ¿Qué tan efectivo sea o qué tan real? ya veremos; pero hizo lo que Arena y el FMLN no lograron hacer, al contrario, en el desarrollo de la campaña los partidos tradicionales evocaron sus “valores, colores, sus glorias” y así fue el resultado de las encuestas, y aún confían en su voto duro y en el arraigo de la tradición. Pero mucha gente y jóvenes está emocionalmente disgustados con los grandes partidos; y pese a todo el equipaje publicitario las encuestas volvían a repetir el mismo patrón. Muchos dicen que “todas” las encuestas están equivocadas o son manipuladas.

Finalmente, debemos decir por honestidad que las fórmulas de Arena Calleja-Lazo y del FMLN Martínez-Sosa, son de las mejores que ha habido en la historia electoral contemporánea. Pero el pleito de la gente es con los partidos, y por eso Bukele-Ulloa están a la cabeza en la preferencias; ya veremos qué sucede el 3 de febrero…

“LOS MUCHACHOS ANDAN CON UNA UNIVERSIDAD EN EL BOLSILLO”

captura-mujica-min
ÓSCAR PICARDO

ÓSCAR PICARDO

“LOS MUCHACHOS ANDAN CON UNA UNIVERSIDAD EN EL BOLSILLO”

Comparte disruptiva

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
El 9 de enero de 2019 a las 17:00 horas, entrevistamos para Disruptiva.Media al expresidente Pepe Mujica en la chacra Rincón del Cerro. Conversamos sobre educación, sobre los retos de la escuela y del maestro en la sociedad actual y también abordamos algunos tópicos de política en Latinoamérica. La palabra profunda y sencilla de Mujica da luz para entender el presente y para proyectar el futuro. Educación es un tema fundamental, del cual dependen otras áreas de desarrollo.

CARTA A MAX MOJICA

Picardo-Nuevo-1-min

CARTA A MAX MOJICA

Comparte disruptiva

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
Nos permitimos aclarar algunos señalamientos poco responsables realizados por el Sr. Max Mojica en la entrevista de Sergio Méndez: “Al Punto”; el programa fue televisado el día 13 de septiembre y retransmitido el 13 de diciembre en el canal TVO.
Nos permitimos aclarar algunos señalamientos poco responsables realizados por el Sr. Max Mojica en la entrevista de Sergio Méndez: “Al Punto”; el programa fue televisado el día 13 de septiembre y retransmitido el 13 de diciembre en el canal TVO. No conozco al Sr. Mojica, y creo que él tampoco conoce mi trabajo y lamentablemente por alguna “extraña” razón opinó con mucha certeza y seguridad sobre varios puntos de las encuestas que realizo desde 2012 en el Centro de Estudios Ciudadanos de la Universidad Francisco Gavidia, y me permito aclarar de forma breve en base a sus afirmaciones: 1.- “Nunca, nunca le ha pegado a la realidad”: Falso, desde 2012 en adelante el Centro de Estudios Ciudadanos de la UFG -pese a que las encuestas no son para adivinar el futuro, sino para modificarlo- ha tenido un excelente desempeño prospectivo; algunos ejemplos: elecciones de 2014 se pronosticó 90% de efectividad en la votación por departamento, no más de 12% obtendría UNIDAD, 10 puntos de diferencia en primera vuelta entre los candidatos de ARENA y FMLN. La proyección de Diputados 2015 y 2018 se logró un acierto de 82 de 84 Diputados. Los datos de las encuestas de la UFG en los últimos 3 años han ratificado las tendencias de otras casas encuestadoras serias: LPG Datos, IUDOP, CIOPS, entre otras. Podemos presentar mucha más evidencias e informes. Debido al trabajo serio que hacemos, el partido ARENA nos contrató en dos ocasiones para correr 23 mil encuestas –en cada proceso-  y evaluar a sus Alcaldes y Diputados previo a los procesos electorales de 2015 y 2018. 2.- “La encuesta tiene defectos en términos metodológicos”: Cada encuesta que realizamos tiene una ficha técnica estadística elaborada a cargo de un equipo de investigación a cargo de Isabel Quintanilla, Máster en Estadística; siempre publicamos la base de datos en Excel; además contamos con un especialista en matemática pura, tres supervisiones de campo y un equipo de encuestadores profesionales; el costo de los estudios asciende a US$ 12,000 por cada proceso; podemos presentar atestados, equipo y presupuestos. Como ejemplo, se puede acceder a toda la información en nuestra revista trans-media: disruptiva.media 3.- “Los encuestadores son estudiantes”: Es falso, el Centro de Estudios Ciudadanos de la Universidad Francisco Gavidia contrata personal técnico como encuestadores con un perfil; podemos presentar las planillas y expedientes. 4.- “No hay una estructura científica”: Las encuestas del CEC-UFG están respaldadas por un equipo de investigadores del Instituto de Ciencias, Tecnologías e Información (ICTI) bajo mi responsabilidad; además cuentan con el apoyo analítico del Centro de Modelaje Matemático “Carlos Castillo-Chávez” –en alianza con Arizona State University-. 5.- Maneja datos erróneos o aproximados (caso Bukele): Los resultados del candidato Nayib Bukele son: 47.4% en la primera medición de enero “por nombre”; en junio como “supuesto” candidato de Nuevas Ideas  62.6% (el analista dijo que 68%); en agosto 37.69% ya por fórmula y con el partido GANA; y en noviembre 40.7% como candidato de GANA; estos datos en su conjunto no son comparables por las diversas circunstancias partidarias del candidato, y por el tipo de preguntas –unas por fórmula y otras por bandera-. Al revisar con el resto de encuestas: LPG Datos, CIOPS, UCA los datos coinciden. 6.- “La encuesta de la UFG tienes sesgo por que no ha incluido PCN, PDC y VAMOS”: Es falso, no hay sesgos, la mayoría de preguntas realizadas en los cuatro estudios han estado basadas en fórmulas y por banderas o coalición. Es lamentable que tengamos que invertir tiempo en este tipo de aclaraciones…; más lamentable aún, que “profesionales” o “analistas” hagan juicios de valor sin conocer la realidad, y que busquen desprestigiar el trabajo científico y arruinar la reputación en base a politiquería, campaña sucia y en desvirtuar datos que reflejan una situación o contexto ratificado por no menos de 6 encuestas serias. Son los datos, nos guste o no nos guste… Es posible que, quien gane en las encuestas pierda la elección o viceversa, las circunstancias cambian; insisto: no nos dedicamos a adivinar el futuro, sino a proyectar datos de un momento para que se pueda modificar el futuro; para eso son las encuestas!!!
mxmojica1
maxmojica2
maxmojica3
Encuesta 2018 Alcalde y Diputados

LA CIENCIA EN EL SALVADOR, UN CASTILLO DE NAIPES

Picardo-Nuevo-1-min

LA CIENCIA EN EL SALVADOR, UN CASTILLO DE NAIPES

Comparte disruptiva

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
Dos variables son importantes para que El Salvador recupere la capacidad científica que tenía entre los años 40 y 60: formar o contratar doctores y fortalecer sus laboratorios con mejores equipos.

Dos variables son importantes para que El Salvador recupere la capacidad científica que tenía entre los años 40 y 60: formar o contratar doctores y fortalecer sus laboratorios con mejores equipos. En efecto, la Universidad de El Salvador –según se puede constatar en el libro de Ítalo López Vallecillos “El Periodismo en El Salvador”, capítulo sobre periodismo científico- poseía un aparato científico de primer nivel reflejando en una considerable cantidad de revistas científicas e institutos. Con las intervenciones del 72 y 77 la capacidad científica se debilitó, y así llegamos hasta finales de los 90 con una visión comercial de la educación superior –como ascensor social Martín-Baró- dedicándonos, casi hasta la fecha, a hacer investigación en el campo de Ciencias Sociales, y descuidando otras áreas más vinculadas a la productividad –ciencias exactas, agronomía, ingenierías, etc.-

Según los informes recientes del N-CONACYT 2008-2017:

El comportamiento de la inversión en I+D por año y sector refleja una caída estrepitosa en todos los niveles a partir de 2008; sólo el sector de Ciencias Médicas refleja un comportamiento atípico en 2014, mientras que los sectores Ingeniería y Tecnologías y Ciencias Sociales logran un ascenso a partir de 2013. Los resultados de esta comparación entre 2015, 2016 y 2017 por área científica y tecnológica en el gasto de I+D en Educación Superior no reflejan cambios significativos: cuatro áreas tienen un leve ascenso: Humanidades, Ciencias Agrícolas, Ciencias exactas e Ingeniería y tecnologías; mientras que Ciencias Sociales y Ciencias Médicas descienden.

El número de investigadores de Estudios Sociales representa casi el 40 % de la población de todos los demás sectores; es positivo el crecimiento de investigadores de Ciencias Exactas y Ciencias Médicas, y preocupante el número de investigadores de Ciencias Agrícolas –apenas el 3.4 %-. Esto obviamente tiene que ver con la oferta académica universitaria, la cual debe revisarse y reformularse respondiendo a los retos del país.

La evolución en el número de investigadores por áreas –en términos generales- presenta un comportamiento positivo y descendente en la década que se está midiendo; en Ciencias Exactas se recupera y pasan los niveles de 2007 luego de una baja significativa. En ingenierías y tecnologías el incremento es progresivo. En Ciencias Médicas y Humanidades el comportamiento es relativamente estático. En Ciencias Agrícolas la tendencia en descenso. En Ciencias Sociales la gráfica refleja un alza significativa y progresiva.

Los porcentajes de investigadores, los proyectos se concentran en el área de Ciencias Sociales en un 52 %, y le sigue ingeniería y tecnología con un 22 %. La progresividad del número de proyectos se pierde y comienza a decaer a partir de 2014, tanto en Ciencias Exactas y Naturales como en Ingeniería y Tecnologías; en el área de Ciencias Médicas y Humanidades se refleja un comportamiento irregular; en Ciencias Agrícolas, a partir de 2015, se presenta un crecimiento sostenido; mientras que en Ciencias Sociales los niveles de proyectos son regulares en los diversos años.

Al correlacionar número de investigadores con número de proyectos hay congruencia; salvo en el campo de Ciencias Exactas en donde se refleja una menor “productividad” o mayor complejidad con un número significativo de investigadores para pocos proyectos reportados (6.5 a 1), en el resto de las áreas los niveles son equilibrados; llama la atención en el área de Ciencias Sociales que la relación es uno a uno, siendo así el área menos productiva pese a tener la mayor cantidad de proyectos.

Los datos presentan fotos diversas en lo que respecta a la evidencia terminal del quehacer científico (artículos, libros y patentes); a nivel de publicaciones, por un lado, el nivel destacado en el área de Ciencias Sociales frente a las demás áreas; la caída estrepitosa de 65 a 9 publicaciones en Ingeniería y Tecnologías entre 2008 y 2009; también disminuyen significativamente las publicaciones del área médica y ciencias exactas y naturales en el año 2017. Ciencias Agrícolas presenta un repunte sostenido desde 2015. Se registra un crecimiento importante en la relación libros publicados por investigador en Ciencias Agrícolas; y llama la atención las caídas de publicaciones de 2008 a 2009 en casi todas las áreas. En lo que respecta a artículos arbitrados en el ISI presentan datos positivos para el 2017 en las áreas de Ciencias Exactas y Naturales, Médicas, Sociales y Humanidades; en el área de Ciencias Agrícolas no hay registros y en Ingeniería sólo uno.  Pese a estos datos, la producción de artículos arbitrados en esta base de datos es muy limitada para un país con 41 instituciones de Educación Superior. Finalmente, el nivel de patentes solicitadas y otorgadas es crítico para el país (2012: 3 solicitadas, 0 otorgadas; 2013: 5 solicitadas, 0 otorgadas; 2014: 4 solicitadas, 0 otorgadas; 2015: 0 solicitadas, 0 otorgadas; 2016: 2 solicitadas, 0 otorgadas; y 2017: 2 solicitadas, 0 otorgadas); la eficacia es casi nula, y es posible que esto se deba a varios factores: a) poca tradición en crear y patentar; b) la limitada articulación entre las propuestas científicas y la redacción de reivindicaciones jurídicas, o c) debido a otros problemas del proceso o trámite. Esto es un fuerte llamado de atención para que las autoridades intervengan y diseñen junto con las autoridades de instituciones de Educación Superior una estrategia, sino seguiremos siendo un país consumidor y no productor.

Vale la pena destacar dos grandes iniciativas para reactivar la capacidad científica del país: por un lado el quehacer del Viceministerio de Ciencia y Tecnología y los incansables esfuerzos de la Viceministra Herlinda Handal; a esto agregamos el trabajo estadístico y de datos del N-CONACYT que ha sido sistemático y creciendo en los enfoques de investigación; y por otro lado el proyecto “Educación Superior para el crecimiento económico” de USAID, que ha invertido una fuerte cantidad de dinero en equipar laboratorios de varias universidades –sobre todo UCA, UDB, UNICAES y UFG-, y en capacitar una nueva generación de científicos jóvenes bajo las exigencias globales actuales. Pero si no se da seguimiento en el próximo quinquenio este castillo de naipes se puede derrumbar, la responsabilidad está, también, en mano de los rectores.

Más allá de los laboratorios y de los PhD. contratados, nos dice Carlos Hernández Suárez (Cornell University): “Es mejor la solución aproximada del problema correcto, que una solución correcta del problema aproximado…”; debemos darle más prioridad a los problemas que a la capacitación en métodos científicos; necesitamos buenos problemas vinculados al quehacer productivo (y esto es un mensaje para los empresarios) para diseñar soluciones creativas. Tenemos que decidir si seguimos apostando a un modelo científico consumista o de segunda mano o si nos arriesgamos a investigar para producir.

MAKE AMERICA…

Picardo-Nuevo-1-min

MAKE AMERICA…

Comparte disruptiva

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
Miles de ciudadanos del planeta emigran o desean ir a vivir a Estados Unidos, ¿por qué? Simplemente por ser una nación de oportunidades, con una sólida institucionalidad, respeto a las libertades y ofrece posibilidades de vivir dignamente. Pese a momentos grises de la política exterior estadounidense, la proyección global y el marketing de país indica que hay un “Sueño Americano” en Estados Unidos.

La riqueza de una nación se constituye en base a la pluralidad multicultural de los migrantes; resulta difícil encontrar en el mapamundi contemporáneo una nación étnicamente purista. Particularmente la historia de Estados Unidos se desarrolló en base a flujos migratorios –y en base a la triste segregación de indígenas, negros y latinos-.

La vitalidad y solidez democrática de los Estados Unidos se debe al conjunto de tensiones culturales que se fusionan, en donde encontramos: 1.- El amor a la tierra y a la naturaleza de los autóctonos; 2.- La preocupación salvífica de la prosperidad protestante; 3.- la vitalidad cultural y física de los afroamericanos; 4.- la fuerza de la inteligencia industrial europea; 5.- la sólida base de la maquinaria laboral latinoamericana; y 6.- los detonantes del ingenio asiático. Pero al final todo esto se mezcla y emergen mentes brillantes en todos los sectores que prohíben hacer juicios de valor racistas; en efecto, encontraremos en esta historia que se escribe desde 1776, grandes y pequeños ciudadanos migrantes que han enaltecido y manchado este devenir, pero al final el balance es relativamente venturoso y Estados Unidos es un constructo de libertad y oportunidad para el mundo.

Miles de ciudadanos del planeta emigran o desean ir a vivir a Estados Unidos, ¿por qué? Simplemente por ser una nación de oportunidades, con una sólida institucionalidad, respeto a las libertades y ofrece posibilidades de vivir dignamente. Pese a momentos grises de la política exterior estadounidense, la proyección global y el marketing de país indica que hay un “Sueño Americano” en Estados Unidos.

Pero además Estados Unidos es lo que es gracias a la academia y a las ciencias; ninguna nación es superior a sus universidades; los grandes estadistas, empresarios, deportistas, artistas, economistas, etc. han pasado por estas universidades que iluminan a los 52 estados de la Unión Americana. Hoy la “nueva universidad Estadounidense” (M. Crow) comprometida con los problemas del país debería increpar y decirle algo a la clase política.

Desde otra perspectiva, Estados Unidos se construyó como una “gran nación” gracias a los flujos de migrantes europeos, a las reservaciones indígenas, a la esclavitud de negros y a la explotación de migrantes latinos; así levantaron grandes ciudades y fábricas y, a inicios de siglo XVII, enarbolaron las principales universidades que potenciaron la ciencia. Con “inteligencia” y sutileza se transformaron en potencia mundial y en policía planetaria; asesinaron a los presidentes que estorbaban, intervinieron con guerras dónde les dio la gana, salvaron a Europa del nazismo y aniquilaron dos ciudades japonesas con bombas nucleares.

Tienen una institucionalidad envidiable; ciudades majestuosas; son padre y madre del mundo del entrenamiento; ayudan y desayudan a sus socios. Poseen relaciones con China Popular y se molestan si alguien más ostenta hacer comercio con estos asiáticos. Odian a Cuba, pero la toleran, así como odian la industria del tabaco, pero aman los puros cubanos… 

Son anticomunistas férreos y amantes de la Asociación Nacional del Rifle -a pesar que tienen un tiroteo escolar, por lo menos, cada mes-; aunque nos cueste creer, en Estados Unidos cuentan con toda la taxonomía de psicópatas que puedan haber en el manual de psiquiatría DMS-5. Allí conviven el genio más sofisticado artístico, los principales científicos y los que envían bombas por correo calzadas por manifiestos doctorales (Unabomber).

Casi todos los pobres y miserables del planeta quisieran ir a vivir a Estados Unidos; sueñan con un trabajo estable, ingresos en dólares, ir a Disney, estudiar en Harvard o MIT, y contar con un sistema judicial radicalmente honesto. No importa si más tarde sus hijos tengan que servir al US Marine Corp. a luchar por la democracia o por el petróleo en otro país.

Miami, Hollywood, New York o Washington son epicentros del mundo; narcotraficantes, políticos, corruptos, estrellas, artistas y jardineros quieren ir allí; obtener una Visa o Green Card o tomarse una foto al menos.

La mayoría de prominentes ciudadanos políticos, académicos y empresarios necesitan un psicoanalista para sobrevivir las dualidades de su ética…; proyectan una imagen impecable de moralidad y se acuestan con sus bellas asistentes. Diseñan sofisticados sistemas para evadir impuestos, y ya viejos les da por ir a terminar sus días a una isla tropical en Latinoamérica.

Todos quieren ir a Estados Unidos ¿Para qué?: para ganar dinero, mucho dinero; porque la vida al parecer es eso: hacer dinero, tener confort, comodidades, buen carro, salud. No importa bajo qué condiciones vives para hacer dinero, ni cómo te vean o perciban; hay que ser astuto y hacerse el loco con eso del racismo y seguir haciendo dinero. La nueva economía o la economía de la información global padece de una patología crónica basada en el crecimiento económico progresivo; no se admite el decrecimiento o pérdidas; hay que vender y ganar más y más, y esto a costa de cualquier cosa, inclusive del medioambiente y de la salud humana. Wall Street no admite empresas, corporaciones so mercados pusilánimes, la filosofía es ganar o morir, y esto ha contagiado a las naciones.

Debido a la caravana de migrantes el Presidente Trump manifestó que iba a suspender la ayuda de “miles de millones de dólares” a los países del triángulo norte (Guatemala, Honduras y El Salvador). Pues veamos el caso salvadoreño…

Aproximadamente 400 personas al día pagan solicitudes de visa a un costo de US$ 160 esto genera a la embajada US$ 64,000 diarios; en un mes la cifra crece aproximadamente a US$ 1,920,000; y en un año a US$ 23,040,000.

Fomilenio II, el programa insignia de ayuda de Estados Unidos a El Salvador, aporta 277 millones que se gastarán en unos 5 años; esto representa US$ 55,400,000 al año. Pero seguramente el 50 % se lo llevan de regreso los contratistas y consultores de EEUU (Creative, RTI, DAI, Chemonics, M&E, Tetratech, Nathan Associates, ICMA, Palladium, etc.), y no menos del 20 % se irá en gastos administrativos; es decir, con costo se invertirán cada año US$ 16,620,000 (más la contrapartida nacional). El comparativo, Visas vrs Fomilenio nos deja un resultado de:  US$ 6,420,000 a favor de EEUU.

Hay otros programas de cooperación, pero el retorno de los fondos vía contratistas es alto y la eficiencia e impacto es sumamente bajo. ¡¡¡Necesitamos una cooperación más inteligente y eficiente!!!

USAID trabaja fuerte en educación desde 1988 (con el programa SABE), supuestamente ha invertido muchos millones en: diagnósticos, estudios, programas, proyectos, ¿y los resultados…? ya es hora de preguntarse, algo no está funcionando bien, la gente sigue migrando.

No tengo las cifras de lo que generan los casi 2 millones de salvadoreños para la economía de EEUU; si mandan casi $5,000 millones para aquí, otro buen tanto se queda allá en impuestos y gastos de vida; y en no pocos casos, haciendo el trabajo que pocos quieren hacer. Si Mr. POTUS suspende la ayuda creo que pierde, tendrá a todos los contratistas y consultores de regreso y sin empleo, e igual los migrantes seguirán intentando ingresar a EEUU; al fin y al cabo, nos han vendido que es el mejor sistema político del mundo y la mejor economía del mundo. Es un lío, pero debe haber otra salida. El análisis es algo simplista pero real. Así que no son “miles de millones en ayuda”.

Finalmente, la droga no viene de Centroamérica, sino desde más abajo (hay que repasar Geografía), y va para EEUU; allí está el mercado y los consumidores, a ver cuándo atrapan un capo del comercio en Estados Unidos, alguno que otro debe haber… Y de paso, se debe revisar el aparato de seguridad, hay bases de Estados Unidos por todos lados: en Comalapa, Palmerola, en Panamá y como que no funcionan muy bien.

Aprecio y admiro a muchas instituciones y personas en Estados Unidos; he sido becario en tres oportunidades, por esta razón, de respeto y estima les escribo lo que pienso sin hipocresía, por qué pueden ser mucho mejor de lo que actualmente son. Finalmente, desde dónde escribo, con sus problemas y circunstancias adversas, no es un “shithole”. Es un lugar que le ha dado mucho a la humanidad; al menos, un proceso de paz y un hombre ejemplar: Óscar Arnulfo Romero y Galdámez.