María Elena Rivera
María Elena Rivera

María Elena Rivera

Coordinadora del Programa de Estudios sobre Políticas Públicas de Fundaungo.

Este dinero no se pierde… simplemente se reasigna a otros rubros

¿En qué nos afecta ese redireccionamiento que propuso el gobierno? 

La propuesta de transferencia de recursos solicitada por el Presidente de la República, a través del Ministro de Hacienda, es un movimiento en el Presupuesto General del Estado. 

Se tiene que aclarar que no toca los Fondos de Pensiones, constituidos por las Cuentas Individuales de Ahorro para Pensiones de los Trabajadores ni la Cuenta de Garantía Solidaria.  

Este era dinero destinado al pago del Fideicomiso de Obligaciones Previsionales, es decir al pago de los pensionados del Sistema Público de Pensiones (ISSS e INPEP). Sin embargo, en 2019 la proyección del número pensionados fue mayor que la que realmente se dio, por lo que se asignó un monto mayor del necesario para el pago de pensiones. Es decir, los $21 millones provienen del Presupuesto General del Estado, donde los ingresos netos en concepto de impuestos son el 78% (BCR, 2018) que pagamos todos los ciudadanos. 

Al no ejecutarse este dinero no se pierde, simplemente se puede reasignar a otros rubros, como en este caso. Otro destino que podría dársele a ese dinero, considerando que son fondos destinados a las obligaciones de pensiones, puede ser para la Cuenta de Garantía Solidaria donde aportan el Estado, trabajadores y empleadores, y se estima que en el mediano plazo puede entrar en déficit. 

Como cotizantes o pensionados el redireccionamiento no tiene un efecto en la pensión o en los ahorros, ya que los $21 millones de dólares provienen del Presupuesto General del Estado. 

Como ciudadanos el redireccionamiento nos llama a dar un mayor seguimiento a la labor del Estado, exigir mayor transparencia en el uso de los ingresos que aportamos con nuestros impuestos. En este caso lo cuestionable es la solicitud de fondos equivalentes al 47 % de lo presupuestado para dichos rubros en este año, para ser ejecutados en menos de dos meses 

*Fotografía por el equipo de comunicaciones de Fundaungo.

Comparte disruptiva

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Acerca del autor

Avatar