geronima
Óscar Luna, James Humberstone y Claudia Meyer

Óscar Luna, James Humberstone y Claudia Meyer

Un país de estudiantes, amas de casa y servicios domésticos… según el DUI

Comparte disruptiva

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Top 10

La base de datos del RNPN cuenta con un registro de 1 mil 596 profesiones u oficios que desempeñan los 5 millones 713 mil salvadoreños (excluyendo a los fallecidos) que tienen DUI –Documento Único de Identidad-. En los diez empleos más registrados encontramos un oficio triplicado y que hay más estudiantes que cualquier otra ocupación en el país. En el siguiente infográfico encontraras las diez entradas con más registro como están en la base de datos del RNPN y en otra pestaña, dentro del mismo infográfico, cómo cambian las ocupaciones si sumamos las cantidades de las entradas: “Oficios domésticos», «Domestica” y “Domésticos”.

Los no top 10

La base de datos arroja 205 entradas donde solo una persona realiza ese oficio u ocupación, por ejemplo, El Salvador solo cuenta con un dramaturgo, un ferrocarrilero, una iridóloga, un capitán de yate y un/a especialista en parapsicología, por mencionar algunos. Hay otros como arqueólogo que solo aparece uno registrado así, pero que hay 25 más registrados bajo “Investigador Arqueológico» y «Lic. en Arqueología». Vea este gráfico interactivo y busque un oficio o profesión y vea los datos por género y departamento. Haga clic en las palabras «Mujeres» u «Hombres» para utilizarlas como filtro.

Amas de casa y servicio doméstico

La unión de estas categorías -ama de casa y la suma de servicios domésticos-, se concretaría una de las fuerzas laborales con más salvadoreños en el registro. Esa se percibe como una suma lógica porque se entiende que en ambas hay un trabajo de cuido en el hogar, pero la verdad es que en el sentido económico hay una diferencia entre ser ama de casa y trabajar en servicios domésticos. Las catalogadas amas de casa, en general no reciben una remuneración y son catalogadas estadísticamente como “Población Económicamente Inactiva»; mientras que las personas que se dedican a los trabajos del hogar o domésticos sí forman parte de la «Población Económicamente Activa» porque reciben una remuneración. 

De este punto hablamos con la coordinadora de programas de Fundación Friedrich Ebert – El Salvador, Julia Aguilar. La fundación lleva años apoyando al sector de trabajadoras del hogar y tienen un panorama más claro de la situación laboral que enfrentan el 1 millón 469, 421 personas (sumando amas de casa y las tres categorías de servicios domésticos) que están registradas en El Salvador. 

¿El Estado salvadoreño ha hecho algo, históricamente, por las personas que se dedican a los trabajos en el hogar? 
De lo que tengo conocimiento, únicamente en el gobierno de Mauricio Funes hubo la aprobación del decreto ejecutivo para la incorporación de las trabajadoras del hogar remuneradas al Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS). Desde un principio eso es bueno, lo malo de cómo se aprobó este decreto fue que no se les aprobó con las mismas garantías o los mismos beneficios que se le ofrecen al resto de la población trabajadora. No recuerdo si ya se equiparó, pero por lo menos cuando surge, no surge así y no surge como una cuestión de obligatoriedad para los patronos, sino que se ofrecían incentivos fiscales, se podía deducir sobre la renta, pero no había obligatoriedad. Cuando se aprueba el decreto se decía que se esperaba que en cinco años hubieran 27 mil personas inscritas en el ISSS, pero me parece que al final de ese período (2009/2014) alrededor de 2 mil se habían inscrito nada más. Hay una gran cantidad de personas que están en la desprotección. Digamos que en principio era bueno, era una buena idea, pero si no se aprueba con los mismos derechos que el resto y no es obligatoria igual tenía características discriminatorias. La misma Organización Internacional del Trabajo (OIT) señaló eso y estaba trabajando con las autoridades del ISSS para intentar que esto mejorara. 

La otra cosa, ya en el gobierno siguiente, el de Salvador Sánchez Cerén, en el marco del sistema de protección social universal, se empezó con un diagnóstico de la situación del cuidado en el país. Eso sirvió para hacer una propuesta de una política nacional de cuidado: “Política de Corresponsabilidad Social en los Cuidados”, esta política lo que buscaba era que dentro del sistema de protección social universal se reconociera el trabajo del cuidado remunerado y no remunerado y, además, el beneficio que esto significaba para la población y se atendieran las necesidades de estas poblaciones que necesitan cuidados. Lastimosamente esta política no quedó aprobada para el final del período de Salvador Sánchez Cerén, no se logró aprobar, lo último que supe es que ya estaba en revisión, pero que se tenía que actualizar el diagnóstico y se tenían que hacer algunas correcciones y por eso no quedó aprobada. Además, la conducción de este proceso estaba en la Secretaría Técnica y de Planificación de la Presidencia, que es una de las que desapareció, con algún vínculo del ISDEMU, que no ha desaparecido pero que no tiene ningún nombramiento aún. Además está vinculada a otras instancias como la Secretaría de Inclusión Social… Toda la creación de la propuesta política tuvo un carácter interinstitucional, todas las instancias se involucraron en el diseño en el contenido, también es una política que se consultó con organizaciones sociales vinculadas a estas poblaciones o con la Coordinadora Social por la Economía del Cuidado, a la que nosotros le damos acompañamiento, que es un espacio de convergencia entre organizaciones feministas y sindicales que están en el tema del cuidado. Con todas estas organizaciones se hizo esta consulta, ha sido un proceso interesante, tenía su déficit pero es como el primer intento de una política que reconocía que el Estado tiene que garantizar ciertos servicios públicos y de calidad que procuren una descarga a la familia, y dentro de las familias a las mujeres, de las responsabilidades del cuidado, si los servicios de salud, por ejemplo, no funcionan bien la familia se rebusca para ver cómo atienden la situación de enfermedad o discapacidad, lo que sea de una persona. Pero dentro de las familias quiénes asumen la mayor responsabilidad son las mujeres, generalmente. La corresponsabilidad social lo que dice es que todo el Estado y todas las instituciones que componen un estado deben participar del cuidado y deben garantizar el bienestar de las personas y debemos salir del enfoque familista de esto. 

Los datos por departamento

Dudas sobre los procesos del RNPN

Revisando la base de datos surgen varias dudas de cómo el RNPN registra las ocupaciones de los salvadoreños. Por ejemplo, hay 10 mil 909 pintores y no sabemos con exactitud cuántos de esos son pintores de casas, de automotriz o artísticos. No sabemos por qué hay algunas ocupaciones que se repiten, el caso ya mencionado de «Doméstica», «Doméstico» y «Oficios domésticos». Estas y otras dudas son contestadas por el RNPN en una petición vía Ley de Acceso a la Información.

¿Existe un listado predefinido por el RNPN sobre las profesiones que pueden ponerse como tales en el DUI? Si es así, ¿puede el ciudadano pedir que pongan una nueva o diferente que lo represente, si lo que pide no se encuentra en ese listado que ustedes manejan?

Sí, existe un catálogo de profesiones u oficios disponible en el Sistema de Registro de DUI. En caso de no existir una profesión u oficio, se tiene la opción para agregarla al catálogo para posteriormente ser asignado a los registros de DUI. Para agregar una profesión u oficio se tienen los siguientes considerandos:

Existen profesiones que requieren  ser acreditadas para poder ser ingresadas al sistema, estas son las profesiones universitarias y las profesiones técnicas.

  • El catálogo contiene los nombres genéricos de las  profesionesEl nombre de una profesión podría estar compuesto por un nombre genérico y una especialidad o categoría ampliamente reconocida en los sistemas educativos; pero no deberían agregarse al nombre de la profesión, las especialidades muy específicas, aún cuando estas se presenten en los respectivos títulos o certificaciones.
  • En otros casos deben tomarse criterios objetivos para evitar duplicar nombres de profesiones con sinónimos o con el mismo significado, por ejemplo: Doctor en medicina es sinónimo de Médico. Si ya existe el valor «Médico» ese es el valor que debe asi generarse como profesión para alguien que sea doctor en medicina.

Del listado de profesiones, ¿existe algún documento que las describa o que explique qué significa cada una de ellas, sus alcances?

No existe una descripción del significado de las profesiones ya que el nombre en si denota su significado.

En esta base de datos hay un gran número de personas como pintores, pero al ser un término tan genérico existe la duda si serán pintores plásticos, de casa, carros, etc. Estos que están registrados como pintores, ¿Qué tipo de pintores son?

Para el caso de la profesión u oficio «Pintor» existen distintos valores que especifican una especialidad, esto permite determinar si el «Pintor» es plástico o de carros, o si es pintor de otro tipo. Los valores existentes actualmente en el catálogo son:

PINTOR ROTULISTA

ARTISTA PINTOR

PINTOR(A)

ENDEREZADOR Y PINTOR

PINTOR AUTOMOTRIZ

PINTOR INDUSTRIAL

Aunque el valor «PINTOR(A)» es genérico, la existencia del resto de registros con nombres más específicos permite distinguir el valor a designar para un artista pintor o un pintor automotriz  o un pintor industrial, etc.

Debe considerarse que el valor registrado para el campo profesión u oficio, cuando no requiere acreditación, es tomado del dato consignado por el ciudadano en el formulario de solicitud del DUI y dependerá de que tan genérico o especifico lo haya consignado éste para su asignación; adicionalmente se considera el espacio de impresión en el documento físico, lo que limita en muchas ocasiones descripciones demasiadas amplias para la consignación de profesiones u oficios.

Acerca del autor

Avatar