PrestamosAprobados

Bitácora de préstamos discutidos y aprobados en la Asamblea Legislativa

¿Cuánto nos costaría?

Según el Diario Oficial del 14 de julio 2021, el préstamo por $600M de dólares destinado para financiar el fideicomiso para la recuperación económica de las empresas salvadoreñas… de donde saldrán los $205M destinados al bitcoin, los salvadoreños terminaremos pagando más de $991M si la tasa de interés LIBOR se mantiene.

Según la publicación en el Diario Oficial del 9 de junio, el préstamo para la ampliación y construcción de la carretera de Los Chorros nos costaría más de $360M después de aplicarse los intereses del BCIE y Corea. Serían más de $114M en intereses en los próximos 20/30 años.

Breves comentarios 17/08/2021

Medio ambiente

La lucha contra la crisis climática y los principales problemas ambientales del país han sido ignorados por décadas y por los distintos partidos políticos en el poder. La actual Asamblea Legislativa lo sigue haciendo, al otorgar préstamos orientados a incentivar prácticas “sostenibles” de la empresa privada y no para la prevención y mitigación del cambio climático. Por ejemplo, el préstamo aprobado el 22 de junio para financiar la operación “Bandesal energía sostenible y pymes”, de los $40 millones aprobados, la mitad son para incentivar a la generación de energías renovables. Sin embargo, el sistema de incentivos no ha sido capaz de controlar a las empresas beneficiadas, que en muchas ocasiones son depredadoras ambientales. 

La desidia por el medioambiente se mide a través de la inversión para este rubro. Otro ejemplo del desinterés es el préstamo para el Fortalecimiento de la Resiliencia Climática de los Bosques Cafetaleros cuyo monto es de $45 millones, en comparación a los $309 millones en préstamos otorgados al Plan de Control Territorial. La importancia del bosque cafetalero radica en que zonas de recarga hídrica son bosques cafetaleros, cuyos propietarios están cambiando el uso del suelo, afectando la captación de agua. Es por eso, que la inversión en la protección de estos ecosistemas se vuelve urgente. 

Por otro lado, la pandemia Covid-19 ha demostrado la necesidad de invertir en investigación científica. Y la Asamblea Legislativa ha aprobado $715 millones para dar respuesta a los efectos de la pandemia, pero ni un solo centavo para promover la ciencia en el país. 

Carolina Amaya, periodista especialista en Medio Ambiente.

Educación

El sistema educativo salvadoreño, desde los Acuerdo de Paz (1992), ha tenido un déficit en la inversión requerida para lograr una reforma o transformación sólida que mejore el desempeño en cobertura y calidad. 

Durante décadas, la inversión se estancó en un 3% del PIB, y ya a finales de los 90 se requería, al menos, acercarse al 6% del PIB del promedio Latinoamericano. 

Pero invertir en educación es un asunto que demanda un equilibrio en cantidad y calidad del gasto o inversión; y para ello se necesitan políticas de Estado, de largo plazo y no repetir el modelo fracasado de políticas educativas de gobierno. 

Es muy positivo que, del porcentaje de endeudamiento de la nueva Asamblea (1 de mayo de 2021) más de 1,250 millones se destinen al sector educativo; no obstante, es lamentable que esta inversión sea para el plan para primera infancia “Nacer, crecer”, el cual se mantiene como información reservada. 

Un desarrollo cognoscitivo, motriz y sensorial adecuado, una nutrición balanceada y un seguimiento a los controles médicos y de vacunación son fundamentales para el desarrollo de la primera infancia de 0 a 3 años de edad; ¿cómo realizará estas intervenciones el gobierno? Es un misterio, y no debería serlo.

Óscar Picardo, Director del Instituto de Ciencia Tecnología e Innovación, especialista en educación.

Deporte

Carolina Ruiz, Emerson Clímaco y William Alfaro del Tiki Taka.

Comparte disruptiva

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on print
Share on email