Carlos Ardon-2
Óscar Picardo

Óscar Picardo

Carlos Ardón Gavarrete, In Memoriam…

Conocí a Carlos Ardón Gavarrete a inicios de los 90; trabajamos juntos en varios proyectos, compartí con él dos misiones internacionales educativas, a New York en 1998 cara conocer las escuelas del Bronx y a Washington en 2008 para discutir las políticas educativas de largo plazo; publiqué con el Instituto de Formación y Recursos Pedagógicos (INFORP-UES), AECI y la Cooperación de Barcelona, alguno de los Cuadernos Pedagógicos; y compartí oficina con Carlos y su gran equipo del INFORP-UES cuando fui Director de Investigación Educativa, bajo el liderazgo de la rectora María Isabel Rodríguez. 

Carlos fue el padre de las “Escuelas de Verano”, estrategia que capacitó a cientos o miles de docentes de modo itinerante por todo el país; en efecto, mientras el sistema educativo entraba en pausa vacacional, el equipo del INFORP-UES se activaba para actualizar las herramientas pedagógicas y didácticas de los docentes. En este contexto, también conocí a personas comprometidas con la educación: Ana, Marina, Martha Olimpia, Paty, entre muchos otros de gratos recuerdos. 

El INFORP-UES que dirigió Carlos Ardón fue pensado como un lugar de encuentro para el intercambio de experiencias educativas que contribuyan al desarrollo y fortalecimiento de los mismos; también buscaba potenciar los esfuerzos que organizaciones educativas realizan para implementar nuevas metodologías pedagógicas y didácticas; contribuyendo así, al proceso de desarrollo de la Universidad de El Salvador y de la comunidad educativa en general, coordinando el trabajo con las distintas facultades y unidades de apoyo. Su objetivo último fue: Apoyar el mejoramiento de la calidad de la enseñanza en todos los niveles educativos, a través de la formación permanente del profesorado y la investigación educativa.  

A nivel personal, Carlos era una persona sencilla y afable, características cruciales para el educador; uno podía hablar horas con él de temas educativos; su acervo de experiencias educativas e historias era profundo.  

Durante 2019 y parte de 2020 trabajé con Carlos, Diego Berrocal Alegría, Claudia Perla Campos y Luis Eduardo Portillo en un proyecto de materiales didácticos lúdicos para (Geoplanos y Geotramos) para las comunidades educativas urbanas y rurales públicas en los municipios de La Laguna en Chalatenango, Guadalupe en San Vicente y El Rosario en Morazán. En su memoria y grato recuerdo pronto publicaremos este trabajo de investigación aplicada. 

La noticia de su fallecimiento es una gran pérdida para el sistema educativo del país, seguramente muchos maestros y maestras recordarán a Carlos, medio colocho, peche, de voz aguda y de un gran corazón pedagógico. El principal interés de Carlos en su vida profesional fue mejorar la educación y, en ella, darle más y mejores oportunidades a los niños y niñas salvadoreños.  

Siempre extrañaremos a Carlos Ardón Gavarrete, pero dejó huella y un legado que está por ahí medio abandonado: las escuelas viajeras, las escuelas de verano, los talleres y muchas cosas más que en algún momento impactaron al sistema educativo.  

Parafraseando a Isabel Allende: “La muerte no existe, la gente sólo muere cuando la olvidan”… si recordamos a Carlos, siempre estará con nosotros. Mi sentido pésame a los colegas del INFORP-UES, a sus familia y amigos.   

Comparte disruptiva

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on print
Share on email