Picardo-Nuevo-1-min

Educación y Covid-19: Muchos perdedores y pocos ganadores

En la crisis de la pandemia de COVID-19, como era de esperar, hay grandes ganadores y perdedores; así, por ejemplo, encontramos a la industria pharma o de bioseguridad versus el sector turismo y restaurantes. Es decir, hay empresas que la pandemia les hizo el año, mientras que otros cayeron en la quiebra; y sobre esto poco se puede hacer. 

En el sector educativo está sucediendo lo mismo; por un lado, observamos y nos imaginamos que la gente que brinda el transporte escolar debe estar muy mal; así también las maquilas de uniformes; y, sobre todo, y lo que más preocupa son las instituciones educativas de pre-escolar sin continuidad a los siguientes niveles. Por otro lado, los proveedores de laptop y conexión a internet les están yendo mucho mejor. 

En el sistema educativo estamos viendo un fenómeno de cascada socioeconómica; los problemas de desempleo y/o disminución de ingresos de muchos padres y madres de familia obliga a bajar una grada. Sabemos que, en el presupuesto doméstico, lo educativo es un factor de negociación. La gente paga primero lo que genera más presión e intereses: Banca (vivienda, tarjetas, vehículos, créditos, etc.), luego alimentos, servicios básicos; y si alcanza pagamos la cuota del colegio; y si la situación se pone difícil matriculamos en una institución menos costosa o pública. También la mora educativa es recurrente y preocupante y a los docentes se les debe pagar sus honorarios. Esto está sucediendo… La pregunta de fondo es: ¿Qué tan importante es la educación de sus hijos en el presupuesto familiar? 

Seguramente la deserción escolar estará en un rango de 15% en educación básica, 30% en educación media y superior y arriba del 50% en pre-escolar. Mucha gente ha dejado de matricular a sus hijos en pre-escolar porque desconocen o desconfían de la educación online para los párvulos. Pero esto es un grave error y se cosechará más adelante. 

Aunque sea en modalidad online, se pueden realizar sesiones cortas de 15 a 20 minutos sobre motricidad fina y gruesa, estimulación temprana y lecto-escritura, guiada por una profesional de la pedagogía pre-escolar. Esto será mucho mejor que dejar a los niños y niñas a la suerte de juegos, televisión o cualquier otra actividad “sin un propósito” educativo. 

Con un buen modelo pedagógico, plataformas, tutores con alfabetización digital, bilateralidad, equipo y conexión, la educación online es valiosa. A los padres y madres les tocará reforzar, sobretodo el área de socialización. Todo esto será importante para el futuro, considerando que tarde o temprano el niño o niña irán a primer ciclo de básica y deberá llevar una base adecuada. 

Así como existe una curva pediátrica de talla y peso, en educación también existe una curva de aprendizaje (www.iiasv.org) un estudiante que no lleva una buena base tendrá problemas en el futuro; por ejemplo, si no logra un buen dominio de la suma y resta de un dígito, tendrá problemas en operaciones de dos o tres dígitos y luego más complicaciones futuras en álgebra y otras tareas más complejas. 

Scoop & Sequence” profundidad o alcance y secuencia es un principio de la arquitectura curricular de los programas de estudio; construimos un aprendizaje sobre determinada base, y se hay debilidades habrá problemas. Por lo tanto, es fundamental que los niños y niñas realicen su educación parvularia, no lo subvalore o menosprecie… No sumemos a la lista de perdedores de la pandemia a nuestros estudiantes. 

Hagamos el esfuerzo de apoyar al sistema educativo público y privado, identifiquemos problemas y soluciones; el Ministerio de Educación en lugar de estar más preocupado por soltar los perros de la Defensoría del Consumidor, debería considerar como apoya a las instituciones en problemas. Esto no implica dejar de denunciar y sancionar a quienes abusan mercantilmente con la educación; no obstante, se escuchan más fuertes las denuncias que el diseño de soluciones, y tarde o temprano el sistema educativo nos necesitará a todos.

Comparte disruptiva

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on print
Share on email