Playa La Perla, La Libertad

«Puede haber una necesidad y conciencia en la gestión del océano», Enrique Barraza

El océano es la principal fuente de vida en la tierra. Estos cubren más del 70 por ciento de la superficie y producen, al menos, el 50 por ciento del oxígeno, además de ser reguladores del clima. En estas extensiones de agua salada habita la mayor parte de la biodiversidad del planeta.

 

Según la Organización de las Naciones Unidas, se estima que para 2030 habrá 40 millones de empleos en torno a sectores relacionados al mar, además de ser la fuente de más del 15 por ciento de la proteína animal que se consume en el mundo.

 

A pesar de la importancia de los mismos, la humanidad se ha empeñado en sobrexplotar los recursos marinos, con casi el 90 por ciento de las poblaciones de peces mermadas y un 50 por ciento de los arrecifes destruidos, la degradación de los océanos se ha ido incrementando en los últimos años.

 

Disruptiva conversó con Enrique Barraza, biólogo especializado en el mar, sobre la importancia de estos cuerpos de agua, no solo en el mundo, sino también en ecosistemas frágiles como El Salvador, dónde, a veces, la misma necesidad de las familias y pescadores mata la conciencia que se pueda tener sobre el buen uso de los recursos marinos.

Comparte disruptiva

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on print
Share on email