Erik Cruz 01

“El pánico es lo peor…”, cronología de un migrante

Elías Cruz es uno de los más de millón y medio de salvadoreños que viven en los Estados Unidos, y como la mayoría de los compatriotas, se esfuerza para al menos tener un mejor estilo de vida del que tenía años atrás, en una populosa colonia ubicada en el municipio de Soyapango. 

El “Chele” como era conocido en su populosa colonia, radica desde hace 14 años en el sureste del Estado de Nueva York, Long Island; junto a su esposa, también salvadoreña, y su pequeña hija de ocho años. Su vida fue rápidamente dando un giro incierto a medida que han pasado los días por la pandemia del Covid19 que ha puesto en la mira de incidencia a los Estados Unidos.  

Elías es un joven de 33 años, trabaja como supervisor en una lavandería industrial ubicada en Long Island, Farmingdale, con un sueldo que le permite vivir estable él y su familia.  El 5 de marzo hace una llamada a El Salvador para buscar información sobre un trabajo de topografía, porque deseaba medir un terreno que él pensaba adquirir en Morazán. 

Estaba tan interesado por querer invertir parte de sus ahorros, que en un momento hasta pasó desatendido a la sugerencia de esperar su iniciativa catastral porque el país había iniciado una emergencia preventiva en contra del Coronavirus. No fue hasta trece días después, que en sus llamadas se comienza a percibir cierto temor y dudas sobre lo que le podría pasar si los Estados Unidos fuera afectado por una crisis de empleo y económica. 

*** 

18 de marzo 

Elías: Qué ondas, ¿qué se dice del coronavirus ahí en El Salvador?  

Iván: Por el momento se mantienen las medidas de contención y no se han registrado casos. ¿Y ahí cómo están? 

Elías: No sé, no me he informado mucho. Lo que sé es que si la fiebre no te llega a 100.8 no te reciben en un hospital. 

Iván: Sabías que Trump ha ordenado impedir la entrada de migrantes y no permitirles el derecho para que acudan a un juez. 

Elías: Esto de ese virus creo que se va a poner jodido, pero la gente no está tocando ese tema. 

19 de marzo 

Elías: Hola, ¿cómo están las cosas por acá?, veo que se está poniendo feo. Hay gente que se está abasteciendo en los súperes y ya veo caos. Ya cerraron la ciudad, Iván. Yo lo estoy viendo, no te miento. Acá ya no hay papel higiénico y enceres de limpieza. Yo pensé por ser una ciudad rica no pasaría nada. Si hay comida, pero lo más básico. Ya hay cuarentena y hay mucha gente tosiendo. Creo que acá hay muchos infectados, pero solo evalúan al que va al hospital, pero acá anda todo el mundo tosiendo. 

Al gobernador esto se les salió de las manos. Las escuelas están cerradas, tiendas y restaurantes y todos los lugares en donde se concentra mucha gente. Aislarse es mejor. Hay lugares que solo trabajan por dos horas. Gracias a Dios ahí no ha llegado, pero creo que las remesas se afectarán. 

Sabes, el Presidente no ha dicho nada y seguro eso le va afectar la reelección. No se cómo va la economía, pero el petróleo ha bajado Ya veo mucha gente que no sale y se han tapado la boca. 

20 de marzo 

Elías: Hola amigo, cómo van las cosas ahí, yo estoy en el epicentro de la USA. Pero el presidente ha venido haciendo sus discursos. Primero que era una simple gripe y que todo pasaría después de Semana Santa porque la economía no podía parar. 

Él está camuflando el problema y que la culpa es de China. Mira, si este gobierno hubiera pensado antes otra historia fuera. 

Miles de personas estamos sin sistema de salud, y no tanto eso aunque lo tuvieran en los hospitales se atiende primero al nativo que a un hispano. Esto se está poniendo peor de lo que uno se imaginó. 

21 de marzo 

Elías: ¿mo estamos? Hey, acá ya hay mil casos en 24 horas. Esto se está poniendo feo. 

Iván: ¿Y estás trabajando?  

Elías: Hoy no, hasta mañana, pero solo iremos por seis horas. Iván a mi si me van a pagar porque tengo salario fijo a las mujeres que trabajan conmigo en la lavandería solo les van a pagar las horas que trabajen. Es que no hay ley para pagarles el sueldo. Mirá, tengo trabajando a 37, a la mitad de ellas les tuve que dar  laid off. Me he quedado con 19. Cuando esto se componga las volveré a llamar. Te aseguro que esta gente vive coyol quebrado coyol comido. Tienen muchas deudas. 

No tengo idea de cómo harán para pagar el fin de mes su alquiler. Otras de las que se han quedado varadas son esas señoras que cuidaban niños ya que como los papas están ahora en la casa. Te digo que conozco varias salvadoreñas que están fregadas y hasta me piden que les preste dinero al veinte por ciento de interés que después que termine esto y vuelvan a trabajar me los pagaran, pero están literalmente sin plata. 

22 de marzo  

Elías: Qué ondas, qué tal por allá. Mira, acá hay muchos gringos que están comprando armas por temor a saqueos y robos. Guachá esta información: “Some Long Island gun stores have seen a boom in business amid the coronavirus outbreak”. Algunas tiendas de armas de Long Island han visto un auge en los negocios en medio del brote de coronavirus. 

Con esto ya me dio miedo. Veo un caos que habrá en los hospitales. Hoy si está preocupante esto. Igual que allá, solo acetaminofén te recetan y que mejor te quedes en casa. 

Otra cosa, hay gente que todavía no entiende, te piden que te cuides y los hispanos aun saliendo a la calle. Es cuestión de cultura. Y sabes la costumbre y la desesperación. 

23 de marzo 

Elías: ¿Cómo está la situación, Iván? Hey sabes, en la zona donde vivo ya hay 100 muertes. Y el Estado en unos días estará igual que Italia. Ya hay muchas cosas médicas fuera de control. Esto se está poniendo peor que lo que uno se imaginó. 

Miles de personas indocumentados estamos sin sistemas de salud. Acá está perro. Muchos infectados y muertos. Siento que a ya me va a dar. Hace como tres semanas estuve con dolor de garganta, perdí la voz por tres días y dolor de cabeza, pero gracias a Dios ya me recuperé tomando muchas cosas. No , nunca me había pegado una gripe, pero no si fue eso.  Acá hay muchos así que no van al hospital. Por eso te digo que quizás ya me dio a mí. 

28 de marzo  

Elías:jame decirte que ya superamos a China en contagio. Ya hay más de 200 muertos en New York.120 mil hasta esta hora, superando a Italia de casos confirmados y este míster Trump quiere que sigamos el otro mes. A este guey le vale hasta su gente. Dicen que la economía será un impacto catastrófico y estamos jodidos como migrantes. 

3 de abril    

Elías: ¿Cómo estamos? Ahorita más cabrón se ha puesto la cosa, fíjate que me han reducido mi sueldo a la mitad, o sea, 400, y solo trabajamos cuatro horas dos veces por semana. Y más cabrón porque solo me he quedado con siete mujeres de las 37 que estaban a mi cargo. O sea, ganan 13 la hora que es el mínimo. O sea, ¿qué harán estas cheras con ocho horas a la semanaImaginate, ¿qué putas harán con $104? Y estamos trabajando porque lavamos los manteles a restaurantes que sirven para llevar, si no fuera por eso, la verdad brother, no sé qué haría, pues mi mujer se queda en casa cuidando a mi hija. 

Ayer me sentí el ser más infeliz y desgraciado. Llegó rogándome una muchacha, madre sotera, guatemalteca que le diera, aunque sea un par de horas, que no tenía nada en su despensa. Pero, ¿cómo? Tengo a 30 varadas, o sea de darle horas sería a una de las que les he dado libre. 

No creas Iván, me sentí tan mal, y lo que hice fue regalarle veinte dólares. Y fíjate que no me los quería aceptar porque ella insistía diciéndome; no quiero dinero, lo que quiero es trabajar, please. 

Bueno por el momento no ha habido saqueos, pero los gringos andan buzos, ojo al Cristo, no vaya a ser que les roben. 

He visto a gente adulta caminando sin protección, incluso latinos que no hacen caso. Es que lidiar con gente mayor está jodido. Cuando salgo a comprar, yo voy bien equipado y veo algunos mayores que se me quedan viendo raro, como diciendo, y este por qué anda así si es chamaco joven. Esta fregada la cosa con los mayores principalmente. Mi papá que tiene 55 años, es uno que no hace caso. Además, él fumó mucho, pero no entiende que no debe salir. Y ese es mi temor, que le llegue a pasar algo y ni sepamos dónde quede. Iván, el pánico es lo peor.  

Bueno el gobierno está ayudando pero solo a su gente. Así como los inmigrantes los han dejado como marginados, además, yo pago mi taxes y viene este Trump y les ayudará a los que tienen solo “social. Y no salí beneficiado, bueno todos los que pagamos taxes no salimos beneficiados. Eso es egoísmo por parte del gobierno, porque a mí me están descontando demasiado dinero anualmente. Yo pago $1,400 de renta mensual mensual. No es justo que no salga uno beneficiado. 

*** 

La última conversación con Erik fue el 21 de abril, en la que se mostraba muy preocupado y temeroso tras enterarse que un excompañero de trabajo y de origen salvadoreño había fallecido de coronavirus. Y que una pareja de amigos, originarios de Santa Tecla, entre los 23 y 25 años, tenían dos semanas de estar en cama.   

Erick ha tomado mayor distanciamiento porque se enteró que dos vecinos hondureños también están infectados. 

“Acá solo se escucha; mirá se murió fulano de Covid. O te alarmás si ya no ves a algún vecino, porque hay temor de comentar que están enfermos. Pero bueno, algo positivo tiene que salir de todo este desastre. Algo bueno tenemos que sacarle todos, pero de momento, Iván, es pues cuidarse por son dos o tres semanas putas de sufrimiento. Y sobre el trabajo, pues solo dos hemos quedado trabajando. Por suerte el dueño nos ha comprado algo de equipo. 

Comparte disruptiva

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on print
Share on email