FundacionForever
Mgter. Miguel Quintanilla Villegas

Mgter. Miguel Quintanilla Villegas

Director- Centro de Estudios para la Integración Nacional Fundación Forever

El repensar del sistema de becas en El Salvador

En la actualidad, la asignación de becas dentro del sistema de educación superior juega un papel pasivo en la construcción de puentes integradores que permitan un desarrollo social hacia los beneficios de la Cultura de la Integración, y que transcienda de los beneficios individuales al obtener un grado académico de arquitectura, ingeniería, licenciatura o profesorado.  

Los datos muestran que, para el año 2021, el sistema educativo matriculó aproximadamente a 69 mil estudiantes del segundo año de bachillerato general y del tercer año de bachillerato técnico, provenientes de instituciones públicas y privadas (MINEDUCYT1, 2021a), teniendo una aprobación promedio para Educación Media en el año recién pasado del 89% (MINEDUCYT, 2020). 

A pesar que estos datos representan un alto porcentaje de aprobación, al visualizar el ingreso a niveles de educación superior, se observa que, en el rango etario de 16 años a 18 años (edades aproximadas que cubren la finalización del bachillerato en cualquiera de sus modalidades), para el ciclo 2, 2019, únicamente se registró una matrícula de aproximadamente 11 mil estudiantes (MINEDUCYT, 2021b), lo que sugiere que 18 de cada 100 estudiantes aproximadamente, logran ingresar por año al sistema de educación superior. 

Esta condición que sufren miles de bachilleres cada año al no poder ingresar al sistema de educación superior, público o privado, conlleva al aumento de los niveles de pobreza o precariedad en diversos ámbitos de sus realidades tanto sociales, económicas, como culturales entre otras, imposibilitando la captación de mejores ingresos económicos, desconexión a otros mundos, escenarios de migración e inclusive su vinculación a actos delictivos como medios de vida ante las pocas oportunidades que se pueden ofrecer para el desarrollo social en los niveles personal, familiar y comunitario. 

Al pensar en el sistema de becas actual, es necesario considerar que se establecen criterios de acceso a las mismas más allá de los escasos recursos económicos que restringen el acceso a la educación superior; su base esencial se encuentra en el rendimiento académico previo (Prueba AVANZO y asignaturas básicas) y durante el transcurso de la carrera de pregrado, con calificaciones superiores a 8.00/10 puntos de Coeficiente de Unidades de Mérito.  

Al verificar el rendimiento académico como criterio, podemos observar que, la calificación promedio en PAES2 se ubicó en 2019 en un promedio de 5.52/10 puntos, resultado que es mediado por diversos factores, que suceden en el aula y emocionales en los estudiantes (Deleon y Quintanilla, 2019; Deleon y Quintanilla, 2021). Por su parte, con las adecuaciones a las pruebas estandarizadas, al verificar la prueba AVANZO, se observa que, de forma global, un poco más del 85% de los estudiantes aprobó dicha prueba estandarizada (MINEDUCYT, 2021c). 

Por consiguiente, el sistema de becas actual, se sostiene como un sistema exclusivo y excluyente, estableciendo un conjunto de embudos sociales considerables que dificulta pensar en otras formas de transformación basados en la Cultura de la Integración, donde el eje primordial sea la educación o la continuidad académica como salida de la pobreza y garante del desarrollo social. Esto puede mediar en la desigualdad de oportunidades para un mejor empleo y medios de vida desde la educación (OCDE3, 2021). 

Desde el año 2019, la asamblea legislativa de El Salvador aprobó la Ley del Sistema Nacional de la Cultura de la Integración (Asamblea Legislativa, 2019), la cual tiene por finalidad establecerse como marco jurídico para la puesta en marcha de la Cultura de la Integración social, generando un conjunto de energías sociales que promueven la participación de entidades públicas y diversos sectores de la sociedad para modificar las realidades de exclusión y pobreza, favoreciendo el desarrollo social, cultural, educativo, político y económico de la sociedad en su conjunto. 

Al aprobar este marco jurídico, el Estado salvadoreño se comprometió a establecer un Sistema de Continuidad Académica y Técnica, basados en la Cultura de la Integración. La normativa establecida considera que este sistema es garante de continuar con estudios superiores, y como medio de generación de efectos multiplicadores y activación de diversos sectores para el desarrollo de la sociedad.  

Así, dentro de la conformación de dicho sistema, se tiene como base una Cultura de la Integración que posibilita un pacto entre personas e instituciones de ámbitos muy diferentes, adquiriendo compromisos de construir juntos mejores condiciones de vida, como un proceso de ida y vuelta.  

Este concepto, conlleva a un pensar tridimensional, es decir, la construcción de competencias que permita a cada persona salirse del molde tradicional de pensar, animarse a decirlas y a explorar otros campos que los modelos tradicionales no permiten, por ejemplo, la transformación del sistema injusto, ineficiente y tradicional de becas. 

Esta idea ha sido practicada por la Fundación Forever, quien en su recorrer de más de 20 años de luchas y readecuaciones constantes a su modelo de abordaje de los mundos comunitarios y los otros mundos, ha logrado que 12 universidades del país, abracen este nuevo modelo de desarrollo social, que no se direcciona únicamente al establecimiento de movilidades sociales individuales, como se persigue tradicionalmente con la profesionalización, sino que se busca que los efectos sean multiplicadores y que permeen todas las capas de la sociedad, a partir de la participación y compromisos entre los sujetos comunitarios y los actores de otros mundos. 

Actualmente, son casi mil universitarios, entre estudiantes y graduados, que lograron superar los estereotipos y posibilitaron la superación de esos embudos sociales para el ingreso a las universidades sobre la base de la Cultura de la Integración. Este proceso ha estado vinculado a sus comunidades de residencia, a la toma de conciencia de las causales de la pobreza, a los mundos empresariales, del entretenimiento entre otros, siendo partícipes y transformadores en la reducción de los embudos sociales, al fortalecer un modelo integrador que logre afianzar a la Cultura de la Integración. 

Los sistemas de becas tradicionales y basados en el rendimiento académico de excelencia, no pueden seguir dando la espalda a las aspiraciones y sueños de miles de salvadoreños y salvadoreñas que ansían ingresar a la educación superior de nuestro país, las experiencias lo están demostrando con creces. En la búsqueda de este nuevo sistema de becas, la ley mandata al MINEDUCYT a la creación de un fideicomiso o fondo que permita la generación de un Sistema de Continuidad Académica y Técnica, destinado para estudiantes de las comunidades en situación de pobreza o jóvenes de hogares con bajos ingresos. 

Indudablemente, es necesario proyectar cuánta es la inversión necesaria en educación superior para potencializar este nuevo sistema de becas, sin embargo, con las pocas becas administradas y la eficiencia de los recursos por parte de la Fundación Forever, si se considera como un pilotaje, demuestran algunos resultados esenciales para comprender esta dinámica de integración, dentro de ellos se destacan que en su mayoría: 

  • Las juventudes becadas son las primeras personas en acceder a estudios superiores dentro de sus familias,  
  • El promedio de deserción es menor a los estudiantes regulares,  
  • La naturalización de una relación entre las escuelas de las comunidades y las universidades, y  
  • El apoyo sustancial de las universidades al flexibilizar el ingreso de jóvenes. 

Este último punto, favorece el intercambio a partir de la riqueza de aprendizajes vivenciales, que no necesariamente se limitan al sistema rígido de enseñanza-aprendizaje, sino que contribuyen a la diversidad de conocimientos que los universos de educación superior necesitan para complementar sus labores de docencia, proyección social e investigación.  

Estos cuatro resultados, son al menos los más visibles dentro de las experiencias para la reducción de los embudos sociales y el aumento del desarrollo emocional positivo en todos los sujetos y actores involucrados, sin embargo, existen dinámicas que se están gestando e identificando de las bondades y limitantes de las experiencias de Fundación Forever, lo cual abre un campo de posibilidades para direccionar este Sistema Nacional de Continuidad Académica y Técnica.  

Por ello, la Fundación Forever, como promotora de la Cultura de la Integración, se perfila para la elaboración de una propuesta de política educativa, que permita dar vida a lo que la ley mandata, a partir de una amplia consulta a diversos sectores académicos, profesionales, empresariales, universitarios, comunidades y estudiantes bajo la modalidad de continuidad académica, a finalidad de contar con un panorama ampliado y sobre las consideraciones técnicas, financieras y experienciales que debe considerar este nuevo sistema para su vinculación a la nueva ley y política de educación superior en El Salvador. 

Bibliografía  

Asamblea Legislativa de la República de El Salvador (2019, 23 de diciembre). Decreto Legislativo n° 505. Ley del Sistema Nacional de la Cultura de la Integración. Diario Oficial, n° 242, Tomo N° 425.  

Deleon, M. y Quintanilla, M. (2019). Percepciones de Estresores Contextuales: Aproximaciones a la Afectación en Pruebas Externas. Ministerio de Educación, Universidad Dr. Andrés Bello y Universidad Panamericana. https://www.researchgate.net/publication/344409102_Percepciones_de_Estresores_Contextuales_Aproximaciones_a_la_Afectacion_en_Pruebas_Externas 

Deleon, D. y Quintanilla, M. (2021). Asociación de Estresores y Ansiedad Estado en los estudiantes de Educación Media Pública, dentro de dinámica de Pruebas Estandarizadas Externas. Universidad Dr. Andrés Bello. https://www.researchgate.net/publication/348687210_Asociacion_de_Estresores_y_Ansiedad_Estado_en_los_estudiantes_de_Educacion_Media_Publica_dentro_de_la_dinamica_de_Pruebas_Estandarizadas_Externas 

MINEDUCYT (2021). Matrícula e indicadores educativos, año 2021. Sistema de Información para la Gestión Educativa Salvadoreña. https://www.mined.gob.sv/EstadisticaWeb/Bases%20de%20Censos/Estad%C3%ADsticas%20por%20centro%20educativo%202021.xlsx  

MINEDUCYT (2020). Indicador: Porcentaje de estudiantes aprobados. Censo Escolar – Sistema Regular. https://www.mined.gob.sv/EstadisticaWeb/indicadores/2020/trayectoria/6.1%20Porcentaje%20de%20estudiantes%20aprobados.pdf 

MINEDUCYT (2021). Resultados de la Información Estadística de Instituciones de Educación Superior 2019. https://www.mined.gob.sv/educacion-superior/?wpdmc=informacion-estadistica-de-educacion-superior# 

MINEDUCYT (2021, 21 de diciembre) Prueba Avanzo 2021 supera los resultados de la edición 2020. https://www.mined.gob.sv/2021/12/21/prueba-avanzo-2021-supera-los-resultados-de-la-edicion-2020/ 

OCDE (2021, 16 de septiembre). Impulsar la inversión para afrontar la desigualdad de oportunidades, afirma la OCDE. https://www.oecd.org/centrodemexico/medios/panorama-de-la-educacion-2021.htm 

Comparte disruptiva

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on print
Share on email