Miosotis Rivas Peña

Miosotis Rivas Peña

Directora ejecutiva de CENPROMYPE.

Impacto del COVID-19 para las MIPYMES de la región

Al igual que con la emergencia en el sistema de salud, llamar a la alarma no es una buena medida para la situación económica que se nos avecina. Habrá impacto de esta pandemia mundial para las micro, pequeñas y medianas empresas de la región, pero hoy más que nunca debemos recordar cómo afrontar esta situación, tanto como instituciones y también como ciudadanos de manera responsable.  

#QuédateEnCasa es el llamado que todos los países están haciendo para mitigar el impacto que el Coronavirus pueda tener en nuestra región. Una región que no presenta números alarmantes en cuanto a casos y decesos, pero que está acatando las indicaciones de las autoridades.  

Ya muchas empresas, con la posibilidad para ello, han implementado el teletrabajo para hacer frente a la emergencia.

Es necesario concretar pactos a nivel nacional entre el sector público y privado para que las tasas de desempleo no se disparen; y estos pactos pueden incluir medidas financieras y fiscales y una revisión de tasas municipales. Medidas que solo pueden tomarse desde el diálogo intersectorial 

Como toda acción de política pública, las medidas a tomarse, ya sea a corto o mediano plazo, deben ser adecuadas y dirigidas específicamente a las MIPYMES, que actualmente representan el 99 % del parque empresarial de los ocho países de la región del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), siendo el 80 %, micro empresa. Dichas medidas también deben contemplar acciones afirmativas a favor de las mujeres, que en su mayoría lideran las MIPYMES. Luego de superada la pandemia en nuestros países, podría ser un buen momento para estudiar paquetes de inversión pública para MIPYMES e incentivar las compras públicas hacia este segmento empresarial 

Desde las empresas, también se puede contribuir y algunas ya están dando muestra de ello. Se necesita de la solidaridad de las personas empleadoras y la responsabilidad de las personas empleadas para afrontar estos momentos y activar, donde se pueda, el trabajo a distancia y las reinvenciones que necesitan algunos negocios, pasar en la medida de lo posible a las entregas a domicilio y al comercio electrónico.  

En estos momentos es cuando la información se vuelve vital, tanto para MIPYMES como para consumidores y harán falta esfuerzos como naciones. Pero los canales de información de cómo seguir operando durante la pandemia y minimizar las pérdidas será importante, muchas empresas han puesto a disposición servicios gratuitos para MIPYMES. Habrá que informarse por canales oficiales de las medidas económicas y cómo utilizarlas, acá, también los medios de comunicación jugarán un papel protagónico.   

Los Gobiernos ya anunciaron las primeras medidas, y en general en los países que conformamos el SICA, están orientadas a los más vulnerables. Nuestros países están conscientes del peso que representan las MIPYMES, su decisivo aporte a la economía y que solo teniendo empresas pequeñas sólidas alcanzaremos el empleo digno y el alcance de los objetivos del milenio.  

Las autoridades de las MIPYMES de la región también han instruido a CENPROMYPE una propuesta de medidas económicas regionales de apoyo a la MIPYME ante la situación. Estas deben tomar en cuenta los instrumentos regionales existentes, también instruyeron, acompañar a los países en su implementación. 

Este es un momento que nos pone a prueba como instituciones e instancias especializadas, pero también como ciudadanía, consumidores, consumidoras y personas emprendedoras, para que nos solidaricemos, contribuyamos todas y todos a minimizar el impacto que el civid-19 pueda dejar en nuestros territorios.

Comparte disruptiva

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on print
Share on email