interconectividad

Interoperabilidad para dummy’s

La interoperabilidad es una palabra compleja de decir y no se usa comúnmente en nuestro vocabulario. Es más una palabra conocida por especialistas en informática, pero cuán importante y necesaria se ha vuelto su aplicaciónsobre todo cuando hacemos trámites y nos solicitan documentos de identificación, constancias o solvencias. ¿Acaso no es sumamente gratificante cuando uno llega a una institución bancaria y le dicen que uno no necesita presentar documentos porque ya los tienen en el sistema?  

La interoperabilidad es la capacidad de los sistemas de información, y por ende de los procedimientos o procesos a los que estos dan soporte, de compartir datos y posibilitar el intercambio de información y conocimiento entre ellos de una forma transparente. Es sencillamente cuando los sistemas informáticos se hablan entre si de una forma segura y transparente para proporcionar datos, mucho más allá de simplemente consultar información. Es cuando no necesito andar con mis documentos bajo el brazo de un lado al otro, o estar preocupado que todos puedan acceder a mi información personal o que mis derechos de protección de datos personales han sido violentados. La interoperabilidad no es una super base de datos central o conexiones entre bases de datos; es mucho más que eso, es una estrategia de modernización regulada, monitoreada, resguardada y segura. 

A cuantos de nosotros nos han pedido la copia del DUI ampliada al 150%, revés y derecho, al tener que realizar algún trámite, pero ¡este es un documento que se encuentra en poder de la administración pública! La Ley de Procedimientos Administrativos restringe que se le solicite documentos que están en poder de la administración pública y que se debe de valer de sistemas y mecanismos electrónicos para hacer más ágil la gestión y atención a los ciudadanos, desgraciadamente en la práctica no se ha llevado a cabo a pesar de que existen sanciones y derechos vinculados de la Ley.  

Cuando hablamos de interoperabilidad debemos considerar los aspectos legales, organizacionales, semánticos y técnicos sobre los datos e información que se desea compartir o gestionar.  

  • Los aspectos legales que garanticen un conjunto de políticas y normas que permiten realizar el intercambio de información ajustado al marco jurídico vigente.  
  • Aspectos organizacionales que garanticen las misiones, políticas, procesos y expectativas que permitan interactuar entre las entidades para alcanzar sus objetivos.   
  • Aspectos semánticos que permitan definir el significado de la información sea exacto, esto es de suma importancia y ocurre muy seguido al integrar datos, las preguntas más comunes son: ¿Qué significa? ¿Cuál es clasificación? ¿Cómo se relaciona?  

Y por supuesto los aspectos técnicos. Cuando hablamos de interoperabilidad esta va mucho más allá de la capacidad de hacer consultas a través de servicios web o las famosaAPI´s, para interconectar un sistema; se deben incluir aspectos técnicos como las interfaces, la interconexión, la integración de datos y servicios, la presentación de información, accesibilidad y la seguridad, u otros de naturaleza análoga y afecta aspectos de gobernanza de los datos. 

Creo que si les ha interesado leer hasta acá estarán pensando que es algo muy complejo, pero realmente no lo es, es más bien un tema especializado, pero completamente necesarioel problema es que nos han confundido con la idea que conectar bases de datos o hacer consultas es la máxima expresión de la interoperabilidad, cuando realmente a lo largo del mundo lo que ha funcionado con éxito es la elaboración de una plataforma de interoperabilidad nacional que sirve como bien su nombre indica una plataforma que se crea una vez y está disponible para todas las entidades ya sea públicas o privadas de forma segura respetando la protección de datos personales y otras legislaciones que puedan estar vigentes. Yo lo compararía con la creación de una super carretera, que establezca las reglas, normas, métodos, mecanismos, seguridad y aspectos técnicos de cómo se conectarán e interactuarán las distintas entidades estas super carreteras o plataformas de interoperabilidad nacional.  

La interoperabilidad nos puede hacer la vida tan sencilla y es una lástima que un proyecto tan importante para interoperar instituciones, información o datos deba detenerse o atenderse de forma tan superficial solo porque no se han analizado todas las implicaciones y verdadera naturaleza de su quehacer.   

Cada vez que debemos llevar documentos, hacer una cola para que nos atiendan, entregar constancias, resoluciones, certificaciones, la interoperabilidad es necesaria. 

Cada vez que se comete un delito y es necesario identificar las huellas de un posible delincuente, cuando vamos por atención médica al sector público y no tienen mi expediente o no conocen que estoy siendo atendido por otros aspectos de salud en otras unidades de salud del sector público o privado, la interoperabilidad es necesaria.  

En un país con una plataforma de interoperabilidad (bien hecha) cuando nace un niño en un hospital, tanto público como privado, se le asigna una identidad que interactúa con sistema educativo, subsidios, vivienda, censos, seguridad, migración, es decir es un impacto a lo largo de toda su vida para todos los aspectos de su vida, y esto facilita trámites de forma exponencial. 

Muchos podrán pensar que hemos vivido sin interoperabilidad durante mucho tiempo y podemos seguir viviendo así, y sí, podemos seguir igual. Sin embargo, esto no significa que debamos hacerlo, nuestra vida indudablemente fuera más fácil, las instituciones más eficientes, eficaces y harían mejor control de sus recursos, por algo la interoperabilidad a nivel internacional es conocida como la columna vertebral de cualquier estrategia de gobierno electrónico y se dedican apartados completos dentro de los planes de agendas digitales sobre el tema. 

Seguir haciendo las cosas de la misma manera nos llevará a los mismos resultados. Es tiempo de pasar de pilotajes o liderazgos aislados a proyectos estratégicos de impacto nacional que trasladen beneficios reales y en corto plazo para los ciudadanos, empresas e instituciones públicas. 

Comparte disruptiva

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on print
Share on email