La Inteligencia Artificial (IA), el metaverso y otras tecnologías virtuales han venido a quedarse. En el presente escrito realizo un esbozo de lo que está sucediendo en todos los ámbitos al aplicarla. Con respecto a la educación, puede tener efectos negativos a la hora de verificar que los ensayos y las tareas, ya que el uso de esta tecnología da resultados en pocos minutos y tomará tiempo determinar si fue creación propia o artificial. Lo disruptivo se debe analizar en las universidades. Las empresas están utilizando la IA y están sustituyendo a los seres humanos. Antes se conversaba del Internet de las Cosas (IoT) y, actualmente, la automatización creativa de la IA es sorprendente.

Ya no hay que esperar el futuro, estamos en él. Los robots, la inteligencia artificial y la cuarta revolución industrial son las que sustituirán las tareas que ahora hacen los seres humanos. Los robots ya trabajan en restaurantes. En la Universidad de El Salvador han empleado el metaverso para los estudiantes de doctorado en Medicina. Los estudiantes se colocan los lentes de realidad virtual y pueden hacer sus prácticas educativas. Ellos manifiestan que aprenden a través de esta modalidad. Los cuerpos que utilizan para prácticas educativas se utilizan siempre; sin embargo, con esta tecnología se aprende.

A pesar de lo bueno, en algunas universidades de Australia han prohibido que se realicen tareas empleando IA; los estudiantes están presentando las tareas escritas en papel y con bolígrafo. La Universidad Nacional de Australia modificó su sistema de evaluación. Están realizando laboratorios o exámenes orales para verificar el aprendizaje. Sin embargo, cada carrera o especialidad tiene sus formas propias.

En otro contexto, Mike Sharples (2023, 9 de febrero), quien es un erudito en el mundo de la aplicación de la IA en el campo educativo, defiende la aplicación de la IA. “Nuevas tecnologías, como el ChatGPT, pueden ser un compañero de conversación (…). Se le da un argumento desde una determinada perspectiva y esto hace que el ChatGPT te dé un argumento con otro enfoque y mantienes un diálogo con él. De este modo, queremos que los estudiantes sean más buenos en la argumentación y mejores para mantener conversaciones, utilizando la inteligencia artificial como compañero”.

Lo anterior es parte de a lo que los docentes universitarios nos enfrentamos. Existen programas para verificar si los trabajos exaula, como ensayos, son realizados sin plagios. Al utilizar programas de IA es menester que los estudiantes analicen e interpreten lo que han indagado.

Sharples recalca, “…creo que la mayoría de universidades lo han ignorado, a pesar de que estaba claro que los estudiantes ya estaban empezando a utilizar la tecnología de inteligencia artificial. Ahora, algunas universidades han empezado a restringirlo y, en algunas, se está experimentando, pero tienden a ser más iniciativas de profesores individuales que están experimentado con sus estudiantes escribiendo papers de investigación o blogs…”.

Nos hacemos muchas interrogantes, ¿qué pasará con las editoriales o escritores que compiten con esta tecnología?, ¿quién regula la utilización de IA?, ¿están preparadas las universidades y otros niveles educativos para saber aprovechar la IA?, ¿las empresas están capacitadas para tomar decisiones a la hora de aplicar IA o están de acuerdo con la adaptación al cambio (mejora continua)?

Muchos se preguntan, ¿qué beneficios acarrea la IA? Entre las ventajas que podemos mencionar está el aumento de la eficiencia y eficacia en procesos, la reducción del error humano, el aumento de la productividad y en ciencias, como la medicina, tiene muchas bondades, etc. Mientras que, las desventajas podrían ser el desempleo, la falta de transparencia (en el campo educativo), la desinformación, el dominio de las grandes empresas tecnológicas y noticias falsas, entre otras.

En el presente ejemplo se verifica cómo la IA puede crear un cuento o un poema.

Figura 1

Poema escrito con Inteligencia Artificial

Nota. Se verifica que el poema tiene rima e incorporó los datos solicitados. Fuente https://chat.openai.com/chat

Lo que he investigado son las fechas, las cuales no son certeras o fidedignas. Eso se corrobora cuando se indaga sobre historia en El Salvador. Ojalá no estemos leyendo en el futuro libros creados con IA.

Otro ejemplo de lo que es fácil crear un cuento

Figura 2

Cuento escrito con Inteligencia Artificial

Nota. Se verifica que el cuento tiene rima e incorporó los datos solicitados. Fuente https://chat.openai.com/chat
Nota. Se verifica que el cuento tiene rima e incorporó los datos solicitados. Fuente https://chat.openai.com/chat

En ambos escritos se debe verificar aspectos como la lingüística, léxico, ortografía, gramática y sintaxis; empero, en el cuento, se verifica que tiene el orden claro para escribir una historia. Además, ambos escritos los incorporé a Google para identificar la procedencia y no hubo resultados.

Según Huezo, M. (2023), en su análisis “ChatGPT: reprobado en literatura salvadoreña”, se puede comprobar  que  algunas fechas no concuerdan cuando se investiga sobre  escritores  e historia en El Salvador. “He seleccionado las siguientes capturas como un ejemplo de uno de los tramos donde respondió falsedades: la economía cafetalera salvadoreña no comenzó en el siglo XVI; otra: el Estado de El Salvador tuvo su primera Constitución en 1824 y adquirió su estatus de república independiente en 1859, y no en 1839. Una más: la dictadura del inevitable general Martínez inició en 1931 y no en 1932. Tampoco duró solo diez años. Además, el militar fue derrocado en 1944, y no en 1945, por un alzamiento civil no violento, y no por un golpe militar”.

Existen generadores de videos, logos y fotos, que pueden ser utilizadas en el campo del marketing o publicidad. A un cineasta, por ejemplo, se le hace más fácil crear avatares, videos o fotos con programas de IA. Los procesos han cambiado. Un video animado puede ahora ser generado usando un software y no se necesita que alguien sepa dibujar.

Han surgido muchos programas de IA, para crear videos, en arquitectura, en el área de escritura, etc. La página arqinu especifica, con respecto a la aplicación de la IA en arquitectura, que “después de elegir el estilo de la casa por medio de una combinación de Midjourney, Chat gpt y Neuralink del 2030, le picas en construir y automáticamente generará y enviará todos los detalles de la construcción, como materiales, programas de construcción, tiempos, logística, y toda la información que conlleva la  construcción de una casa hasta el último detalle… la IA podrá hacer todo esto en segundos”. En definitiva, ¿en dónde queda la creatividad del ser humano?

Con respecto a la aplicación de la IA en el periodismo, según Gonzaléz Alba, J. (2023), de momento “ayuda mucho a automatizar algunas tareas y procesos que requieren tiempo y esfuerzo, como la recopilación de datos, la realización de análisis y la búsqueda de patrones. Además, la IA puede ayudar a los periodistas a generar ideas de historias y detectar noticias importantes más rápidamente”.

En conclusión, la utilización de las tecnologías disruptivas puede emplear de muchas maneras, se corrobora que tiene sus bondades en diferentes campos de acción. Eso sí, se pierde lo humano; un docente, por ejemplo, quedará como un facilitador o un guía. La IA sustituirá poco a poco a profesionales y áreas técnicas. Lo preocupante es que se perderá las relaciones interpersonales, en otras palabras, el afecto.

La utilización de estas herramientas son una amenaza; sin embargo, si se saben aprovechar se logra disminuir procesos, tiempo y se ahorra dinero.  En el campo educativo hace más fácil la práctica educativa en el proceso enseñanza-aprendizaje. Toda tecnología disruptiva si se sabe usar logra resultados óptimos. Es una disyuntiva la aplicación de la IA; ya que, hasta el mismo Elon Musk declaró que es necesario que se frene la IA por posibles “riesgos para la humanidad”.

Referencias

Arquino. (2023). Inteligencia Artificial vs Arquitecto. https://www.tiktok.com/@arqinu/video/7201570686375038213?q=programa%20de%20%20IA%20arquitectura&t=1680188416079

¿Es el antiguo método de papel y lápiz la mejor solución ante la arremetida de la Inteligencia Artificial? Universidad de Chile. https://vti.uchile.cl/es-el-antiguo-metodo-de-papel-y-lapiz-la-mejor-solucion-ante-la-arremetida-de-la-inteligencia-artificial/

Gonzaléz-Alba, J. (2023, enero 4). La inteligencia artificial en los medios: a qué se enfrentan los periodistas con una tecnología que llega para quedarse. Fundación Gabo. https://fundaciongabo.org/es/blog/laboratorios-periodismo-innovador/la-inteligencia-artificial-en-los-medios-que-se-enfrentan-los

Huezo, M. (2023). ChatGPT: reprobado en literatura salvadoreña. Revista digital Espacio. https://www.espaciorevista.com/cultura-huezo-chatgpt-23-3-10/?fbclid=IwAR34bi6Rp2nsYZaEmW_UqgyWSqpxVZwTwH_5AWmKnqIolUVpjqy4TiU4OZo

Tenemos que ayudar a los estudiantes con la tecnología, no contra la tecnología. Mike Sharples. (2023, 9 de febrero). Universitat Pompiu Fabra. https://www.upf.edu/es/web/humanitats/noticies/-/asset_publisher/tclOfFgGUeZL/content/mike-sharples-tenemos-que-ayudar-a-los-estudiantes-con-la-tecnolog%C3%ADa-no-contra-la-tecnolog%C3%ADa-/10193

Comparte disruptiva