JeserMaestros
Jeser Candray

Jeser Candray

La (no) política docente de El Salvador: ¿qué nos dice el desorden en el proceso de asignación de plazas docentes?

El pasado 31 de enero, el Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología dio por iniciado el año escolar 2022. Sin embargo, puede que para muchos estudiantes las clases aun tarden en iniciar por falta de profesores. 

Contexto:  

Desde el año pasado el Ministerio dirigido por Carla Hananía ha emprendido un proceso en el que busca cambiar la forma en que se nombran los docentes en el sector público: docente nombrado goza de estabilidad laboral, aumento de salario periódicamente y un salario que dobla el promedio en el sector privado. El 22 de junio del año pasado la ministra Hanania, por medio de un decreto transitorio aprobado por la Asamblea Cian, no tuvo mejor regalo para el día del maestro que anunciar un dudoso proceso de selección de plazas docentes en el que arrebató las atribuciones del Tribunal Calificador y modificó los criterios de selección (introduciendo pruebas de conocimiento y psicométricas), de esto ya hablamos en un podcast de esta revista que puedes oír aquí. Dije dudoso porque desde que inició ese proceso hay elementos que no dan certeza y que han sido denunciados por los propios docentes: pruebas mal elaboradas, problemas de la plataforma donde se hacía la prueba, cambios de criterios a última hora, etc… un proceso que al consultarlo con docentes lo califican en su mayoría como “dudoso y poco transparente”; curiosamente, estos calificativos son los que utilizó la propia ministra contra el Tribunal Calificador cuando se arrebataron sus funciones. 

Pero ¿qué tiene que ver esto con que no hallan docentes en las escuelas? Pues a partir de la ejecución de este proceso, sumado a que muchos docentes no obtuvieron los criterios mínimos exigidos por el Mineducyt, han quedado muchas plazas vacantes sin ser llenadas. Sumado a esto, a inicios de año el Ministerio giró una circular advirtiendo a los directores de los centros escolares a contratar a docentes interinos a partir de un nuevo reglamento en el que prácticamente se replican los procedimientos aplicados a los docentes por nombramiento (antes los directores tenían la potestad de contratarlos por un año con posibilidad de renovación) y que los docentes serían contratados hasta abril. Ante este anuncio los docentes interinos perdían inmediatamente sus trabajos a pesar de haber iniciado sus labores (planificando, organizando su aula, haciendo matrícula, etc…) en enero, es decir, no cobrarían su salario.  

Un día después de girar esta circular y luego de muchas críticas de los docentes el Ministerio rectificó y decidió que los docentes interinos tendrían prioridad, sin embargo, a los pocos días, nuevamente el ministerio de Educación cambió y emitió otro reglamento para la contratación docente. Ante este desconcierto, incerteza y cambios los docentes expresaron su inconformidad en una masiva marcha a inicios de este mes denunciando la ilegalidad de todo lo que estaba haciendo el Ministerio y pedían respetar el proceso establecido en la Ley de la Carrera Docente y la destitución de la ministra. Además, el lunes 14 la ministra fue demandada por asociaciones de docentes ante la Sala Contencioso de la Corte Suprema de Justicia por actos ilegales.  

Por último (¿será?) el día 15 de este mes la Asamblea emitió un decreto transitorio que vuelve a contratar a los maestros interinos por un plazo de 180 días y que buscaba dar facultades a la ministra para estos procedimientos… 

Ahora bien, ¿esto en qué afecta a la ciudadanía?, ¿cómo se puede interpretar todo esto?, ¿había forma de preverlo? Los principales afectados ante esta situación son los niños y niñas de los centros escolares donde tienen más de dos semanas sin tener clases y que probablemente seguirán así un buen tiempo. Un número de escuelas que no podemos saber porque, como ya es costumbre, no se cuenta con datos oficiales. No parece una política educativa exitosa que, en medio de una pandemia donde se han reducido las horas clase y el tiempo estudiante/profesor, se deje a los niños y niñas sin profesores. Espero que “esta experiencia exitosa” no sea compartida y copiada por el secretario de Educación de Honduras…  

Parece lamentable y bochornoso lo que ha hecho la ministra de Educación Carla Hanania en su política docente. Esto no admite dudas, claramente hay una improvisación asustadora en el Plan Maestro y me generan algunas dudas, ¿por qué el Ministerio no decidió actuar con tiempo dado que tuvo noviembre y diciembre para notificar estos cambios?, ¿por qué esperó a dos días antes del inicio del año escolar anunciar que los docentes interinos no serían contratados?, ¿será porque no se quiere pagar el salario de estos docentes?, ¿quién está tomando estas decisiones? Ministra Varela, con el respeto que se merece el cargo que usted ostenta, ¿va a pedir cuentas a sus subalternos de esto?, ¿esto es lo que usted y su ministerio entienden por calidad educativa?, ¿por políticas públicas serias?, ¿se puede ir por el mundo hablando de políticas exitosas en educación promovidas por su oficina donde en menos de tres semanas se han cambiado hasta cuatro veces las indicaciones? Sin ser su asesor, me parece que quien está a cargo de esto o está empeñado en hacerle quedar mal o es una persona que no debe seguir en el cargo por incompetencia. No se puede jugar con los docentes así. Hoy le pediría ponerse en los zapatos de esos docentes que no tienen trabajo y que no saben qué hacer y se sienten burlados por estos cambios repentinos. 

No puedo dejar de comentar el decreto transitorio aprobado por la Asamblea este 15 de febrero que busca legalmente darle herramientas para poner fin a este desorden en lo que respecta a la contratación de docentes en el sector público, pero que no dejan dudas que han desautorizado su política de contratación docente. Espero que así sea. Quizás este decreto resuelva momentáneamente esta crisis. Sin embargo, esta crisis deja al descubierto la improvisación y la necesidad de construir una política magisterial que incluya: 

  1. Formación inicial y continua que cuente con criterios de especialización, participación docente, criterio académico y estándares internacionales. 
  2. Política de contratación con criterios transparentes y con participación de la comunidad y los docentes. 
  3. Política de salario que premie la formación, la antigüedad y el desempeño profesional y definición de un piso salarial en el sector privado. 
  4. Tiempo de planificación escolar dentro del horario de trabajo. 
  5. Participación activa de los docentes en el diseño y seguimiento del currículo y la evaluación escolar. 

A casi tres años de este gobierno, ya es hora de conocer la posición de Plan Maestro en este caso. Por el bien de la educación de las generaciones futuras espero que así sea. 

Por último, quiero expresar mi solidaridad con las y los docentes en esta coyuntura. Ánimo y que sea un excelente año escolar. 

PD: ¿cuándo van a publicar la nómina de los docentes seleccionados en el proceso 2021?, ¿sabremos todas las notas?, ¿cuándo se cierra el proceso? 

Comparte disruptiva

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on print
Share on email