business man hands and cloud network concept

Las problemáticas de la educación virtual en tiempos del Covid-19

Según el Ministerio de Educación, en El Salvador, 30 mil docentes tienen las competencias para poder enseñar clases en línea con la plataforma ClassroomLa problemática de la educación en El Salvador presencialmente tiene precariedades y, en la educación virtual, los estudiantes y docentes han enfrentado variados conflictos en el proceso enseñanza-aprendizaje desde que se trasladó la educación presencial a virtual debido al Covid-19. Los maestros no estaban preparados para adaptarse a la era de la educación virtual; la pandemia cambió la situación. De una u otra forma se debe reinventar la educación. 

Los maestros están realizando el proceso enseñanza-aprendizaje a través de las siguientes plataformas educativas y aplicaciones: Microsoft Teams, Zoom, Google ClassroomGoogle Meet, Podcast, grupos de Facebook, WhatsApp, entre otras. Utilizar Moodle, por ejemplo, es un rompecabezas para el docente que le huye a la tecnología. 

En el año 2017la Dirección General de Estadística y Censos del Ministerio de Economía publicó una encuesta, en donde sólo 1.8 millones de personas tuvieron acceso a internet. Esto significa que muchos salvadoreños, y por ende alumnos, no pueden conectarse para recibir clases virtuales. 

¿Estaban preparados los diferentes centros de educación para enseñar virtualmente? ¿Cómo están aprendiendo los alumnos que no tienen ni energía eléctrica en sus hogares? ¿Tienen todas las competencias necesarias los docentes para enseñar en modalidad virtual? ¿Todos los alumnos tienen acceso a Internet?  

Enhorabuena los colegios o universidades que estaban preparados o que ya tenían el equipo idóneo y docentes capacitados. Una iniciativa excelente es que el Mined inició las tele clases desde el 25 de mayo, un aliciente para que muchos estudiantes aprendan. 

En otro contexto, los alumnos universitarios no pueden estar conectados con maestros en una clase virtual a las nueve de la noche. Se deben incorporar horarios que sean flexibles para los estudiantes; sin embargo, algunos docentes imparten clases en horarios inusuales. La misma Universidad de El Salvador no ha podido impartir clases a 7,000 alumnos de escasos recursos económicos por falta de acceso a internet. Muchos estudiantes podrán tener un smartphone; sin embargo, no todos tienen accesibilidad. La edad de algunos docentes, la capacitación para el uso de tecnologías educativas y la falta de visión de algunas universidades hace que los alumnos no logren tener la educación eficaz. 

Por otra parte, la pedagogía siempre se aplica en modalidad virtual, el docente debe estar bien vestido, preparar la clase, incorporar los temas, objetivos, desarrollo y conclusión. Con respecto a plataformas como Zoom, en donde si no es de paga se restringe el tiempo, los cuarenta minutos son insuficientes para poder impartir los conocimientos 

Para poder tener un mejor panorama de cómo se está desarrollando las clases virtuales en tiempos del Covid-19 desarrollé una encuesta, fueron 281 discentes de centros escolares públicos (3 %), colegios privados (28 %) y universidades (69 %) quienes contestaronLa edad de los encuestados está entre los 10 y 30 años.  

Se interrogó si los docentes cuentan con las competencias necesarias para enseñar en modalidad virtual, el 39 % mencionó que no del todo y el 31 satisfactorio. Esto indica que hace falta más capacitación de los docentes. Otra de las preguntas¿Ha aprendido más virtualmente que presencialmente? El 41 % de alumnos manifestó que es deficiente ese proceso de aprendizaje. 

Con respecto si los docentes explican satisfactoriamente, los alumnos respondieron: medio 40 % y satisfactorio 19 %. Con relación a la creatividad de los docentes para enseñar a través de la plataforma educativa, los alumnos manifestaronque los maestros tenían un deficiente 21 % y un mediocre 31 %. En la encuesta, los alumnos utilizan las plataformas virtuales: Zoom y Microsoft Teams, ambas con el 29 % de usuarios de esta encuesta. ¿Qué debe mejorar? para esta pregunta abierta hubo muchas respuestas: Muchas horas de clases (colegios), poca planificación de clases, capacitar a los docentes, saturación de tareas y la accesibilidad es deficiente. 

En la encuesta realicé una interrogante que me parece crucial: ¿Estaría de acuerdo en sustituir la educación virtual por la presencial? El 57 de los estudiantes manifestaron que no. La educación virtual es formidable pero no lo harían, no todos los alumnos poseen la accesibilidad, y se corrobora que algunas universidades, colegios y especialmente los centros escolares públicos adolecen de muchos recursos para enseñar.  

Entrevisté a dos docentes, uno de ellos es el profesor Luis Armando Castaneda Larín, director del Complejo Educativo Eduardo Salaverría, Santa Catarina Masahuat, Sonsonate, y me dijo: “… lo hacemos vía WhatsApp, no usamos otra plataforma porque ninguno tiene computadora. El internet aquí es bien malo de todos los 37 alumnos que tengo sólo dos tienen Wifi, de ahí, todos le ponen saldo al teléfono, y claro, se les termina luego se les dificulta.  Tengo muchos niños de la zona rural donde no pueden, no pega la señal… “. 

La profesora de primero y tercer grado, Marisol de González, quien trabaja en el Centro Escolar Cantón El Achiotal, San Pedro Masahuat, La Paz, con 27 años de impartir clases manifestó: “A mi edad no somos muy dados a la tecnología… sin embargo, esta emergencia nos ha hecho pensar diferente y hemos tenido que recurrir a la tecnología para solventar las necesidades de emergencia… “.

Esto corrobora que no ha sido cumplido el objetivo, especialmente en la educación pública, por no tener las competencias para aprender virtualmente. 

La ministra de educación, Carla Hananía de Varela, aclaró en una entrevista televisiva que los docentes capacitados recibirán su laptop para continuar impartiendo clases de manera virtual.  No aclaró si el año escolar 2020 terminará de manera virtual.  

La cobertura de internet o la brecha digital tiene que superarse, se debe hacer una reingeniería o reinventarse. El docente tiene que adecuarse a la crisis y los alumnos adaptarse a aprender vía virtual, mientras todo se normaliza. 

Las problemáticas encontradas en la investigación revelan que: no todos los alumnos (1.1 millones inscritos en el 2020) tienen acceso a internet; muchos alumnos no han podido seguir sus estudios, el caso de los estudiantes de la Universidad de El Salvador. El Mined ha capacitado a muchos docentes, pero no todos tienen el equipo idóneo para ser docentes virtuales; además, muchos alumnos, especialmente de bachillerato, revelan que han tenido sobrecarga en sus estudios. Los docentes tienen que aprender a enseñar virtualmente; ya que, la pedagogía virtual es diferente. La pandemia Covid-19 hizo que la educación tomara un giro de 180 grados. Los docentes tienen que tener en su hoja de vida un diplomado en tutoría virtual o las competencias para poder enseñar. 

Comparte disruptiva

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on print
Share on email