Polvo de Gallo

Polvo de gallo y el cine necesario en la denuncia de la violencia contra la mujer

Huachindango es una ciudad ficticia que hace un paralelo a El Salvador. En ella ocurre el desarrollo de Polvo de gallo, la última película del director salvadoreño Julio López Fernández. En 2018 presentó el documental La batalla del volcán, en el que hace una catarsis de un grupo de veteranos de guerra que se reencuentran años después del conflicto armado en El Salvador.

Lo social y la denuncia también forman parte de este nuevo proyecto. Polvo de gallo es una película, que a pesar de ser ficción, busca poner sobre la mesa el tema de la violencia de género en El Salvador, en específico el tema de la violencia contra la mujer.

El guion fue escrito en conjunto con el Teatro del Azoro, un grupo de actrices y actores curtidos en el teatro de denuncia. Para su director, la cinta es una exploración tanto en su ejecución como en su mezcla de lenguajes. Un filme exploratorio en blanco y negro que bebe tanto de las referencias del cine latinoamericano como de lo que se produce sobre las tablas del teatro.

Disruptiva conversó con Paola Miranda, del teatro del Azoro, y Julio López sobre la producción, historia y mensaje de su última cinta.

Según López, Polvo de gallo se estrenará en el Festival Internacional de Cine de Monterrey «Ficmonterrey» y podrá verse, en México, a través de la plataforma de Cinépolis Klic. El realizador espera, si lo permite la pandemia, hacer un estreno en cines en El Salvador en noviembre de este año.

Comparte disruptiva

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on print
Share on email