DSC04814
Raúl Benítez

Raúl Benítez

«Si un Estado no es capaz de hacer justicia por el asesinato de 1,000 personas, ¿cómo podemos hablar de justicia real?»: David Morales

El lunes 14 de febrero iniciaron los trabajos de exhumación de las víctimas de la guerra en el Cerro Pando, Meanguera, Morazán. Estas muertes forman parte de las masacres que ocurrieron en El Mozote y La Joya en diciembre de 1981.

Las exhumaciones en Cerro Pando y La Joya contarán con el trabajo del Equipo Argentino de Antropología Forense, con el apoyo de miembros del Instituto de Medicina Legal. Los trabajos se realizan a petición de la Comisión Nacional de Búsqueda de Niñas y Niños Desaparecidos durante el Conflicto Armado.

Familias de los desaparecidos llegaron a la zona de las excavaciones para pedir que se haga justicia. En la zona se espera encontrar los cuerpos de once personas en Cerro Pando y otras seis en otra fosa en La Joya, también en Morazán.

Los trabajos fueron ordenados por la nueva jueza de Instrucción del caso El Mozote, Mirtala Portillo, para ser ejecutados entre el 14 y el 25 de febrero.

Comparte disruptiva

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on print
Share on email