Esteticas y salones de belleza

«Tener que endeudarnos y buscar dinero para cumplir todos los compromisos ha sido difícil», Leyla Magaña, maquillista

Las estéticas y salones de belleza forman parte de los negocios que se han visto afectados por la pandemia por Covid-19, sus puertas cerraron desde el primer día de las declaratorias de emergencia y entre los planes de reapertura económica, como el presentado por la Asamblea Legislativa y el INCAE, podrían empezar a operar desde la fase 1, pero solo bajo la modalidad de citas.

Leyla Magaña es la propietaria de Perfect Brows2Go, un establecimiento que se dedica a la micropigmentación de cejas y labios, y dice estar ya preparada con los protocolos de bioseguridad a seguir para empezar a atender a sus clientes una vez que se abra la economía.

Además de trabajar únicamente bajo la modalidad de citas, también promoverán el distanciamiento social entre empleados y clientes, el uso de mascarillas y la limpieza en todo momento.

Para Magaña, el daño económico ya está hecho. Los establecimientos dedicados a la belleza, según Magaña, se sostienen por las ventas diarias y el cierre de más de dos meses les ha afectado. «Tener que endeudarnos y buscar dinero para cumplir todos los compromisos ha sido difícil».

La maquillista asegura que su negocio ya está listo para abrir desde el primer día en que se levante la cuarentena. Sabe que por su rubro se encuentra expuesta no solo a Covid-19, sino que a otras bacterias y enfermedades, pero confía en sus protocolos y en la limpieza. Lo que importa, para ella, es regresar a trabajar y reactivar la economía.

Comparte disruptiva

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on print
Share on email