junio 16, 2022

Disruptores

El síndrome del “castillo de naipes”

Al final no importa cual sea la hipótesis que se decante en una tesis real; nunca es bueno ni prudente dirigir empresas, organizaciones o naciones con ilusionistas que estén construyendo castillos de naipes creyendo que es la realidad. Al final siempre se caen.