mascarillas

¿Cuándo debo cambiar mi mascarilla?

Desde junio de 2020, la OMS recomienda el uso de mascarillas y tapabocas en los lugares donde hay una transmisión generalizada y no se pueda cumplir las condiciones de distanciamiento físico como el transporte público, tiendas y entornos abarrotados como medida de prevención para el covid-19.

Pero la duración de estas mascarillas depende mucho de sus materiales y del uso que se le está dando. Por ejemplo, los tapabocas de uso quirúrgico no deberían de utilizarse por más de ocho horas. Pasado este tiempo, o dependiendo de su humedad, deberían ser descartadas.

Las mascarillas N95 ofrecen un poco más de protección que las quirúrgicas por estar diseñadas para bloquear el 95 % de las partículas. Al igual que las mascarillas quirúrgicas, estas también sos descapotables y deberían desecharse después de 48 horas de uso continuo, así que su uso se puede extender de tres a cinco días.

Las mascarillas de tela son baratas y simples de hacer. Es fácil encontrar instrucciones en Internet. Pueden hacerse de materiales comunes, como sábanas de algodón con hilado apretado. El sitio web de los CDC hasta incluye instrucciones para hacer mascarillas con pañuelos de cuello y camisetas, que no es necesario coser. Las mascarillas deben tener varias capas de tela.

Los cubrebocas de tela hechas en casa pueden ser reutilizables, siempre y cuando se sigan las recomendaciones de higiene. No lavarlas tras ser usadas puede convertirse en un foco de infección. Los CDC dice que usar lavadora y secadora es suficiente para volverla a utilizar, además de que su lavado no debe dañarlas ni hacerles perder su forma.

Las mascarillas desechables no deben lavarse o desinfectarse para tratar de alargar su uso. Al colocar alcohol u otros productos se daña su sistema de filtración, además del ajuste a la cabeza. Lo que las vuelve inservibles o no aptas para ser utilizadas en exteriores y lugares concurridos.

No deben compartirse, deben cubrir la boca, nariz y barbilla. No se debe tocar la parte frontal, ni quitarse para hablar, toser o estornudar. Para desecharla es mejor tirarla dentro de una bolsa directo a la basura, nunca a la calle.

Comparte disruptiva

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on print
Share on email