emprendedora
Mélida Margarita Menjívar Castro / Alexia María Rodríguez Linares

Mélida Margarita Menjívar Castro / Alexia María Rodríguez Linares

Maestría en administración de negocios con especialidad en comercio electrónico y Contabilidad Gerencial.

De la informalidad a la formalidad de una empresa, oportunidades ante el Fideicomiso

Introducción  

En El Salvador las micro, pequeñas y medianas empresas ocupan un rol importante en la economía, gracias a la contribución que realizan en la productividad empresarial y a la generación de empleo. 

Uno de los retos más grandes que existen en el país es que las empresas pasen de la informalidad a la formalidad. Hay que recordar que la formalidad trae consigo ciertos compromisos, pero son más las ventajas que aportan al impulso de los negocios y a su respectivo crecimiento. 

La formalidad brinda credibilidad y confianza frente a los clientesLos empleados pueden gozar de beneficios laborales como Seguro Social, proporciona el derecho a acceder a los diferentes programas de apoyo a las MiPymes, los empresarios pueden acceder a financiamientos especiales con diferentes instituciones bancarias del país y además en tiempos de crisis como en la actualidad, se podrá contar con apoyo del gobierno. 

La pandemia por Covid- 19 impactó al mundo entero, El Salvador no fue la excepción, es por ello que el Gobierno del país decidió implementar medidas para la recuperación de la actividad económica, siendo su prioridad las MiPymes, es por esa razón que se creó el Fideicomiso para la Recuperación Económica de las Empresas Salvadoreñas (FIREMPRESA), el propósito es proveer recursos económicos a las empresas que han sido afectadas por el Covid-19. 

De la informalidad a la formalidad de una empresa 

En El Salvador, muchos empresarios se encuentran en la informalidad, lo que causa que pierdan una serie de beneficios, si bien es cierto, estar en el sector formal requiere esfuerzos económicos y estar sujetos a obligaciones frente al Estado, sin lugar a duda, es muy importante dado que se tiene toda la documentación que se requiere  para acceder a créditos con intereses bajos, brinda la oportunidad de participar en licitaciones y amplía la capacidad de incrementar sus ventas, proporciona seguridad jurídica, beneficios laborales para los empleados y gozan de los diferentes programas que pueda proporcionar diversas organizaciones que buscan la reactivación económica tras la pandemia por Covid-19  y también hay un mejoramiento de las capacidades productivas de las empresas por medio de programas de capacitación puestos a la disposición de los empresarios 

En el mundo se estima que la economía informal representa un 60 % de todos los trabajadores, conformando así una gran fuente de empleo en países desarrollados, en transición o subdesarrollados, este sector tiene varios aspectos negativos debido a que afecta los intereses del Estado, debilitando la capacidad estatal para brindar servicios públicos y distorsionando la libre competencia y las leyes de mercado; datos suministrados por algunas instituciones destacan que el sector informal compone un 43.32 % de acuerdo a la Dirección General de Estadísticas y Censos (DIGESTYC) y el 74.8 % según datos de la Comisión Nacional de la Mediana y Pequeña empresa (CONAMYPE)(OIT 2020).  

Con la crisis económica generada por las cuarentenas domiciliares, esta ha impactado gravemente al país en cuanto a un aumento de personas desempleadas que de acuerdo con una entrevista realizada a  la ministra de economía Maria Hayem en julio de 2020, estimaba que se tendrían más de 60,000 desempleados –aunque un estudio realizado por el Observatorio de Políticas Públicas de la UFG contabiliza hasta 220 mil personas desempleadas- muchos de ellos han tenido que recurrir al sector informal como una fuente de ingresos y en cuanto a nivel empresarial también se han visto gravemente afectados en sus ventas, siendo la MiPyme la más afectada; las empresas han tenido que innovar en los últimos meses para lograr mantener sus negocios a flotesiendo importante la ayuda de varias instituciones entre las que se destaca el apoyo brindado por el gobierno con el programa de Fideicomiso para Recuperación Económica de las Empresas Salvadoreñas(FIREMPRESA) que busca la reactivación económica con enfoque en las MiPymes con un monto total de $600 millones. Entre los primeros filtros para poder ser candidato a este programa se debe cumplir con tener un máximo de 99 empleados y reportar hasta $7 millones anuales en ganancias, tuvieron que haber mantenido las operaciones del negocio durante los meses anteriores a la pandemia de Covid-19 y demostrar haber sido afectado por la misma, el apoyo financiero brindado  podrá ser cobrado en el Banco Hipotecario o Banco de Fomento Agropecuario  y administrados por medio de banco de desarrollo de El Salvador (BANDESAL) y otorgados por medio de cheque o pago a cuentadicho Fideicomiso está comprendido por tres programas: 

El Fideicomiso solicita documentación para que los comerciantes de la micro, pequeña y mediana empresa pueda optar a los créditos, puestos a disposición dependiendo del programa al que se quieran aplicar los negocios; siendo algunos de los documentos en común a solicitar en los tres programas, los siguientesdeclaración jurada firmada, documentos de identificación del  dueño del negocio, así como también documentos de identificación del representante legal en el caso de los negocios formalespresentación de estados financieros, presentación de las últimas declaraciones de IVA y renta, así como la planilla de ISSS, tener una condición crediticia favorable, entre otros. Este Fideicomiso ha tenido un gran número de convocatorias en las primeras 72 horas después de ser anunciado por el presidente Nayib Bukele. El presidente de Bandesal, Juan Pablo Durán, destacó que ya contaban con 15,016 solicitudes,  de las cuales 2,640 empresas formales han solicitado el subsidio para el pago de la media planilla del mes de octubre cuyo programa cuenta con un total de $140 millones, dispuesto $70 millones a ser otorgados en el mes de octubre y los otros $70 millones a ser distribuidos en el mes de noviembre; mientras que 3,023 empresas han solicitado apoyo para capital de trabajo en el programa que cuenta con un total de $360 millones y finalmente se ha contabilizado 9,353 microempresas del sector informal que se han inscrito para el requerimiento de capital en el programa que posee un fondo total de $100 millones a ser distribuido. A la fecha de corte del día 21 de octubre se tienen un total de 25,394 solicitudes de parte de los empresarios de la micro, pequeña y mediana empresa afectados por la crisis económica de Covid-19, en el que es importante detallar el estado de sus solicitados en el siguiente cuadro: 

*En verificación de Requisitos de Ley: Verificando solvencia de ISSS, Solvencia Fiscal, categoría de riesgo, inscripción en CONAMYPE si son contribuyentes de IVA. 

Fuente: Fideicomiso para Recuperación Económica de las Empresas Salvadoreñas (Firempresa) 

El primero de los desembolsos del Fideicomiso es del programa destinado al subsidio de la planilla de la micro, pequeña y mediana empresa a partir de este pasado 22 de octubre, Juan Pablo Duran presidente de Bandesal estimó que en la primera semana se destinen los primeros 10 millones de los 70 millones  de octubre y que en el mes de noviembre se espera otorgar los 70 millones restante del programa para el subsidio para empleados de las MIPYMES. 

Para dar paso a el subsidio del mes de noviembre, los empresarios deberán presentar declaración jurada por su representante legal que efectivamente el número de empleados eran los que trabajaban para el negocio al 29 de febrero de 2020, con la entrega de las dos planillas es decir la que ya entregaron junto con la planilla que están por entregar en noviembrela cual le servirá de respaldo a Bandesal para las auditorias del traslado de fondos ante la corte de cuentas. 

Los beneficios proveniente del Fideicomiso se encuentra principalmente la reactivación de las MiPymes, implementación de capacitaciones para el fortalecimiento de las empresas, disposición de créditos accesibles para las MiPymes afectadas con tasas de interés favorable de 3 % y con un año de gracia en el que no se acumula interés ni capital, esto facilita que los beneficiarios sigan operando, en especial serán favorecidos los negociantes informales. En años anteriores era difícil que estos negocios pudieran recurrir fondos o pagaban tasas de interés altos con instituciones financieras o prestamistas 

Cabe destacar que el sector informal podrá gozar del programa, pero el requisito principal es que estén registrados en CONAMYPE o estar inscrito en el registro al impuesto a la trasferencia de bienes y servicios (IVA). 

Dentro de los beneficios que proporciona el estado al brindar financiamiento, es que los empresarios tendrán un año de gracia plena y es que no se cobraran intereses a los beneficiarios del fideicomiso, siendo una de las escasas alternativas que buscan favorecer a los empresarios, obteniendo flexibilidad para poder pagar sus obligaciones.  

Algunas limitantes que tiene el Fideicomiso es la documentación a llenar pero el compromiso por parte de Bandesal es continuo con  el seguimiento y notificación a las personas que decidan aplicar al fideicomiso, en el que se les estará retroalimentando sobre el proceso de su solicitud, apoyando al proceso de aplicación por medio de un call center, dos instancias dentro de las oficinas de Bandesal en San Salvador, en San Miguel se está apoyando con la Universidad de oriente (UNIVO), CEDEMYPES, y Asociación de desarrollo económico local (ADEL, San Miguel)también la institución bancaria ha firmado un convenio con el ministerio de trabajo para que su call center pueda orientar a las personas interesadas en participar en el Fideicomiso. Es importante destacar que el propósito del programa es para que los negocios puedan estabilizarseevitando así confusiones y malos entendidos sobre una orientación de  agrandar los negocios o sacando a los mismos de deudas ya existentes. 

Conclusión 

La pandemia por Covid-19 ha provocado que los empresarios, especialmente los de las MiPymes, se concienticen sobre la importancia de ser una empresa formalizada dado que ello brinda múltiples beneficios, sobre todo en estos meses en que los negocios se han visto muy afectados y que necesitan apoyo de diferentes instituciones tanto públicas como privadas para mejorar su condición económica y seguir operando, cumpliendo con todas las obligaciones que se tengan relacionadas a la comercialización del negocio. 

El Fideicomiso creado por el Gobierno de El Salvador, sin lugar a duda, ha sido una ayuda integral en el país, y también inclusivo dado que se ha apoyado a los negocios informales, los cuales, por sus condiciones, no habían sido incluidos en otras ocasiones.  

Comparte disruptiva

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on print
Share on email