coronavirus
Iris Lissette Guerrero Hernández

Iris Lissette Guerrero Hernández

Efectos negativos del COVID-19 sobre los derechos humanos en Latinoamérica

Con la crisis sanitaria que enfrentamos, desde marzo del 2020, se han generado mayores vulnerabilidades a los derechos humanos en diversas situaciones, se han agudizado las brechas de desigualdad entre los diferentes grupos sociales, donde aquellos en situaciones más vulnerables como adultos mayores, niños, mujeres, privados de libertada, etc. se han visto más afectados.

Antes de entrar en el tema central, se debe definir que son los derechos humanos, (Nikken, 1997) conceptualizaba que la idea de estos surge a partir de la dignidad humana, actualmente todos reconocen que se tienen derechos por el simple hecho de ser humano, estos son inherentes, es decir, desde el momento que se nace se tienen y en este sentido el Estado debe ejercer su servicio a los seres humanos, buscar garantizarlos para todos y todas, no importando la condición en la que nos encontremos mucho menos alguna característica física. Si bien el Estado es el que garantiza que estos se cumplan no están supuesto a que sea este el que deba reconocerlos, están consagrados en leyes que están por encima de los Estados, en la Convención sobre los Derechos Humanos.

Ahora bien, durante la pandemia por COVID-19 hemos sido testigos de los lamentables abusos de poder, las desigualdades de trato en los sistemas de salud, la cultura de violencia. Esto principalmente en Latinoamérica, donde encontramos casos de violencia domestica a las mujeres, los niños que se han visto afectados en sus procesos de educación, grupos neuro divergentes y personas con enfermedades de cuidados especiales, que durante las cuarentenas y el aislamiento trajeron consigo afectaciones rompiendo rutinas que son claves para sus tratamientos y limitando el acceso a algunos servicios necesarios. Cabe destacar que la pandemia era una crisis que no se esperaba, por ello la mayoría de los gobiernos se encontraron en una situación difícil de manejo, lo que trajo consigo violaciones a los derechos de las personas.

Una de la medidas más aplicadas por los Estado fue la limitación de la circulación, al inicio de la pandemia parecía lógico que para evitar la propagación del virus era necesario dejar de visitar ciertos lugares para evitar aglutinamientos, sin embargo, en muchos países de América Latina los abusos de poder o medidas duras generaban las vulneración de otros derechos como el del trabajo, ya que las limitaciones  de circulación les impedían llegar a los sitios donde laboraban o sus lugares de trabajo se vieron en la necesidad de cerrar. También se implementaron medidas duras como cárcel para aquellos que rompieran la cuarentena, personas que básicamente eran privados de su libertad sin razones de fuerza mayor, podían salir de su casa a pasear al perro sin nadie cerca y ser detenidos por las autoridades, eso claramente representa la vulneración de sus derechos, ya que estas restricciones caben dentro de contextos donde la salud de los demás estuviera en riesgo.

(Comision Interamericana de Derechos Humanos, 2020) Por medio de la resolución No 1/2020 señalaba que:

Teniendo  en  cuenta  que  la  Democracia  y  el  Estado  de  Derecho  son  condiciones  necesarias  para lograr  la  vigencia  y  el  respeto  de  los  derechos  humanos,  y  que  la  naturaleza  jurídica  de  las limitaciones a dichos derechos puede tener impactos directos en los sistemas democráticos de los Estados,  la  Comisión  reafirma  el  rol fundamental  de  la  independencia  y  de  la  actuación  de  los poderes públicos y las instituciones de control, en particular de los poderes judiciales y legislativos, cuyo funcionamiento debe ser asegurado aún en contextos de pandemia.

Con ello se comprende que si bien, las medidas de restricción tienen bases sanitarias y de protección a la salud pública, deben ser adecuadas a la pandemia y al respeto de los derechos humanos, además de llamar a los Estados a articular sus sistemas ya que para mantener la paz y la democracia dentro de estos es necesario velar por el bienestar común, esto se logra respetando los derechos humanos de todas y todos aun en situaciones especiales como la actual. Teniendo en cuenta la historia de las Américas, los procesos dolorosos con los que se consiguió la democracia en nuestra región, se debe tener cuidado con generar situaciones que vulneren el orden constitucional.

Agudización de desigualdades durante la pandemia

Una de las cosas por la que lastimosamente América Latina se caracteriza es por la desigualdad, con esto no debemos entender que solo pasa en Latinoamérica, las desigualdades en todo el mundo son indiscutibles, sin embargo, nuestra región se ha visto más afectada por estas.

Retomando a (Bohoslavsky, 2020) quien hace una aclaración interesante, y es que no es el virus el que discrimina, son las personas quienes poseen el poder, aquellos que dirigen la infraestructura social y económica que imponen unos pocos a una mayoría, todos esos grupos de elites económicas, que recurren a la explotación laborar, son estos los que generan las discriminaciones a grupos vulnerables, grupos que por su condición se encuentran más asociados a mayores niveles de contagio de la COVID-19 y a la violación de sus derechos humanos.

Cuando existen carencias de recursos vitales, pobreza extrema, es muy difícil seguir las medidas higiénicas. En El Salvador, el agua no cae con regularidad en todas las zonas, muchos deben levantarse por la madrugada y traerla de diferentes zonas, ríos, nacimientos, pozos y demás fuentes de agua alternativas para soportar la escasez que existe, o comprar sanitizante, mascarillas, y además protectores, cuando apenas se sobrevive para llevar comida al plato. Años de desigualdades y poca efectividad de los gobiernos en su trabajo, se han complicado aún más con la pandemia, el progreso que se ha alcanzado en ciertos temas, se verán afectados por la crisis, la economía de muchos países de Latinoamérica tendrá que entrar en procesos de reactivación, donde las medidas que algunos países tomen serán perjudiciales principalmente para los pobres, actualmente lo vemos en Colombia, donde se intentan implementar reformas tributarias para recuperar la economía del país, esto ha generado descontentos, ya que el aumento a productos y servicios necesarios repercute en el bolsillo de los asalariados y trabajadores informales negativamente, tener el mismo sueldo o incluso menos y pagar más, no parece justo, y no lo es, y todo ese descontento de no implementar medidas que tomen en cuenta las necesidades de todo han llevado a un quiebre del estado, generando daños materiales y cobrando vidas de inocentes, porque el estado no ha sabido actuar frente a las necesidades de todos.

Esa fragilidad de la democracia y del Estado de Derecho, la vemos reflejada en los sucesos en Colombia, y las repercusiones de la pandemia en regiones donde la desigualdad es el pan de cada día. Vulnerando derechos humanos por medio del uso de la fuerza. En medio de alzas de casos por COVID-19 que pudieron prevenirse si el gobierno de dicho país actuara en favor de su población y pusiera como superior la garantía de sus derechos, es el reflejo de las consecuencias que se pueden afrontar si los gobiernos no valoran sus reformas y medidas con base en las necesidades de la población y en sus derechos.

Derecho a la educación durante la pandemia

La modalidad de recibir clases cambio radicalmente, y no para todos resultaba fácil este cambio, empieza una discusión sobre derechos nuevos, en el caso de la educación hablamos del derecho al internet, esta herramienta resulta indispensable para participar de los procesos de formación en la “nueva realidad”, sin embargo, el accesos a este recurso no es para todos o no todos poseen las mismas comodidades. En nuestro país, imágenes de niños en zonas rurales, donde solo existen espacios específicos para la cobertura de Internet se viralizaron, con esperanza de recibir apoyo del gobierno, ya que aparte de contar con acceso limitado a la red, tampoco cuentan con dispositivos adecuados para las actividades que se realizan en las escuelas, como una computadora, que mientras para algunos es indispensable e inimaginable el vivir sin una… para otros resulta un lujo.

Otro reto para la educación en Latinoamérica, en el contexto de la pandemia, es lograr que todos los niños y adolescentes terminen sus estudios ya que por diferentes razones, falta de ingresos dentro de las familias, el poco accesos a recursos electrónicos, la falta de motivación, muchos niños han dejado de asistir a la escuela, los gobiernos de Latinoamérica deben invertir más en la educación y poner énfasis en las medidas sanitarias para regresar a las escuelas, vemos discotecas, bares y demás centros de recreación  abiertas en todo momento y sin ninguna medida sanitaria, mientras las escuelas donde los protocolos higiénicos pueden ser adaptados fácilmente tienen un regreso irregular, si bien dentro de unos años el Internet y las clases 100% en línea serán una realidad, para El Salvador y Latinoamérica siguen siendo un futuro lejano, debido a la desigualdades y poca efectividad de los gobiernos, por ello la presencialidad aun es clave para lograr la escolaridad de todos los niños. Los procesos educativos juegan un papel principal en las demás estrategias de los gobiernos y la erradicación de otros problemas sociales por ello es necesario poner atención sobre esta.

En conclusión, para la región los retos se han duplicado con la crisis por COVID-19, y la lucha contra la pobreza, y demás problemas sociales que aquejan a las Américas se vuelven foco del mundo, desde la individualidad debemos empezar a cuestionarnos hábitos culturales normalizados que son nocivos para el cambio en nuestros países, debemos exigir a los gobiernos el trabajo adecuado y respeto a los derechos humanos sobre todas las cosas.

Bibliografía

Bohoslavsky, J. P. (2020). Covid-19 y derechos humanos: La pandemia de la desigualdad. Editorial Biblos. Obtenido de https://books.google.com.sv/books?id=XsgBEAAAQBAJ&hl=es&source=gbs_navlinks_s

Comision Interamericana de Derechos Humanos. (2020). Pandemia y Derechos Humanos en la Americas. Resolucion 1/2020, (pág. 6). Obtenido de https://www.oas.org/es/cidh/decisiones/pdf/Resolucion-1-20-es.pdf

Nikken, P. (1997). Sobre el concepto de derechos humanos. En I. I. Humanos, Seminario de Derechos Humanos (pág. 17). San Jose, Costa Rica. Obtenido de https://www.iidh.ed.cr/IIDH/media/1995/seminario-ddhh-habana-1997.pdf

Comparte disruptiva

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on print
Share on email