DerechosHumanos
María José Cabrera Castro

María José Cabrera Castro

#EstudiantesUFG Humanos con derechos

Existen muchas definiciones a tomar en cuenta sobre derechos humanos. Al hacer esta pregunta mucha gente desconoce el significado de ese concepto, una situación que es completamente lamentable, pues algo tan vital como la noción de derechos humanos es necesaria para la convivencia en una sociedad armoniosa en la cual todos gocemos de derechos.

Los derechos humanos pueden ser definidos en su conjunto como valores y facultades fundamentales establecidas dentro del plano legal y que pertenecen a todo ser humano sin distinción alguna; es decir, estos le pertenecen a toda persona sin tomar en cuenta su raza, sexo, origen étnico, idioma, religión, nacionalidad o cualquier otra condición que distinga a una persona de otra. En pocas y resumidas palabras, un derecho humano es una libertad de algún tipo y que por naturaleza le pertenece a la persona.

Los derechos humanos basan sus fundamentos en tres grandes pilares que son la dignidad, la igualdad y la libertad. Al mismo tiempo que poseen fundamentos también poseen características; los derechos humanos son universales, inherentes, inalienables, irrenunciables, intransmisibles, interdependientes e indivisibles, de igual importancia, imprescriptibles y progresivos.

En la sociedad contemporánea se reconoce que toda persona es un humano con derechos, esto por el simple y sencillo hecho de serlo. Este tiene derechos frente al Estado y es deber del mismo Estado respetarlos, garantizarlos u organizar acciones con el fin de satisfacer su pleno goce.

Los derechos humanos siempre han sido una lucha constante, iniciada hace muchos años y conquistada a través del esfuerzo y actitudes de valor y justicia, entre otras de muchas personas que a la fecha son importantes en el contexto histórico y que dieron pie para la creación de entes regidores y garantes del goce de los derechos para todos los seres humanos.

En épocas pasadas, no existían los derechos humanos, entonces emergió la idea de que la gente debería tener ciertas libertades y no fue sino hasta el año 539 A.C, tras la conquista de Babilonia por Ciro el Grande que se proclamó la libertad a los esclavos junto con la libertad religiosa, dicha acción lo llevó a convertirse en el primer precursor de los derechos humanos y sus palabras quedaron documentadas como evidencia. Este fue el primer acercamiento a los derechos humanos por parte de la sociedad. Esta misma idea de derechos humanos se fue extendiendo a demás países.

En 1215, el rey Juan I de Inglaterra firmó la Carta Magna, primer documento que reconoció los derechos de las personas.

Para 1800, tras el derrocamiento de la democracia por parte de Napoleón Bonaparte, los países Europeos unieron fuerzas para vencerlo, además, se redactaron acuerdos que garantizaban derechos en toda Europa, sin embargo, no en el resto del mundo.

En 1915, Mahatma Gandi insistió que toda la gente tenía derechos, no solo los países Europeos, esto dio impulso a que los países se unieran y formaran las Naciones Unidas tras la finalización de la Segunda Guerra Mundial, reafirmando la fe en los derechos humanos.

Para 1946, se estableció la Declaración de los Derechos Humanos, la cual fue finalmente adoptada por la Asamblea General en 1948, conteniendo 30 derechos y libertades para todas las personas.

Al tomar en cuenta los antecedentes para que los derechos humanos llegaran a ser lo que son ahora, cabe resaltar que esta lucha ha sido constante e interminable y en países en vías de desarrollo, aún falta mucha educación y conciencia sobre este tema tan importante ya que los derechos de los ciudadanos se ven constantemente vulnerados por las mismas acciones del humano y esto no debería ser así, pues le pertenece únicamente a la entidad del Estado facilitar su goce y garantía o su restricción y limitación.

En El Salvador, las limitantes están respaldadas por el Artículo 29 de la Constitución de la Republica, tomando en cuenta que únicamente en casos de guerra, invasión territorial, epidemia o cualquier tipo de calamidad ya sea general o de graves perturbaciones hacia el orden público se podrá suspender la libertad de tránsito, la libertad de expresión, la libertad de asociación y la inviolabilidad a la correspondencia personal y a las telecomunicaciones. Estas garantías podrán ser suspendidas excepto cuando se trate de reuniones con fines de carácter religioso, económico, deportivo o cultural y dicha suspensión tendrá que llevarse a cabo por medio de algún decreto establecido por el Órgano Legislativo o en su defecto por medio del Órgano Ejecutivo.

Sin embargo, al hacer consciencia sobre las condiciones actuales de El Salvador, los derechos humanos son vulnerados por los mismos ciudadanos.

Los principales problemas de violación a derechos humanos dentro del país se derivan principalmente de delincuentes y agrupaciones ilícitas con la extorsión, asesinatos y otros delitos. También cabe mencionar a las personas dentro del ámbito político, quienes carentes de valores éticos debilitan el estado de derecho contribuyendo a los altos niveles de impunidad y abuso del gobierno.

A su vez, hay casos de homicidios ilegítimos por parte de las fuerzas de seguridad, la violencia contra las mujeres y las niñas, la discriminación de género y la explotación sexual comercial de mujeres y niños.

Otros problemas relacionados con la violación a derechos humanos incluyen condiciones carcelarias duras y potencialmente mortales, detenciones preventivas prolongadas; restricciones a la libertad de expresión y prensa; trata de personas; tráfico de inmigrantes, discriminación de las personas con discapacidades y las seropositivas, así como la discriminación generalizada con ciertos niveles de violencia hacia personas pertenecientes a la comunidad LGBTIQ+.

Los derechos humanos son importantes en el sentido de igualdad de oportunidades y de desarrollo, pero esto también implica que las personas sepan valorarlos y promoverlos de manera pacífica, efectiva y con sentido de justicia. La sociedad debe manifestar la exigencia de que sus derechos sean garantizados por parte del Estado, pues este mismo es el medio para lograr la paz, el progreso y el desarrollo económico y social, la seguridad nacional y el respeto de los derechos humanos.

Todo lo anterior nos da pauta para reafirmar que los derechos humanos existen, pero: ¿existen los humanos con derechos? No, pues a la fecha aún falta mucha educación y conciencia para que todos los humanos tengan pleno goce de sus derechos.

Comparte disruptiva

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on print
Share on email