DSC02866-2
Susana Joma

Susana Joma

Fotografía: Marvin Díaz

Hay un marcado desequilibrio en la competencia electoral antes del 4 de febrero, según consorcio Observa 2024

El Consorcio Observa El Salvador 2024, entidad de la sociedad civil que da seguimiento a los comicios para elegir presidente de la República, diputados de la Asamblea Legislativa, alcaldes y diputados del Parlamento Centroamericano (PARLACEN), señaló que el proceso enfrenta vulnerabilidades, muchas de ellas vinculadas a las distintas reformas hechas por la actual bancada de diputados. 

En su primer informe público, el Consorcio señaló que se evidencia una limitada autonomía del Tribunal Supremo Electoral (TSE), poca transparencia, cierre de espacios cívicos y un marcado desequilibrio en la competencia entre los partidos políticos, así como nuevos factores de inseguridad y respeto a los derechos humanos, además de un entorno plural en crisis debido a la polarización. 

Observa 2024, que a fines del 2023 suscribió un convenio con el TSE para llevar a cabo su trabajo de observación de los procesos del 4 de febrero y del 3 de marzo, está conformada por la Asociación de Universidades Privadas de El Salvador (AUPRIDES), Comunidades de Fe Organizadas en Acción (COFOA), la Fundación para el Desarrollo de las Ciencias Sociales (FUDECSO), el Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (ICEFI), la Misión Cristiana Elim, la Universidad Centroamericana “José Simeón Cañas” (UCA) y la Universidad Francisco Gavidia (UFG).  

Según el Consorcio, a pesar de que la autonomía del TSE está respaldada por el Artículo 208 de la Constitución de la República, actualmente “en el contexto de El Salvador y, en particular, para estos comicios, se observan una serie de decisiones, acciones o ausencia de ellas, que reflejan un comportamiento permisivo e inactivo del órgano electoral”. 

Una de las actuaciones que, a criterio de Observa El Salvador 2024, ponen bajo la lupa la actuación del Tribunal es el hecho de que legitimó la inscripción de la candidatura del presidente Nayib Bukele, al acatar y cumplir la interpretación de la Sala de lo Constitucional que fue conformada por la intervención del actual partido en el gobierno, esto a pesar de que es formalmente la última autoridad en asuntos electorales y podría declarar no procedente esa interpretación. 

El ente observador de la sociedad civil detalla que han identificado la ausencia de un control efectivo en materia de la entrega de la deuda política a los partidos contendientes, no hay intervención en regular la propaganda gubernamental que tiene elementos electorales, y hay ausencia de fiscalización del uso de recursos públicos para hacer propaganda. 

“En la encuesta de la UFG presentada por este consorcio el 16 de enero de 2024 se midió la confianza en el TSE, para las elecciones en general y para el voto en el exterior: Los ciudadanos confían poco 45.9% y nada 14.8% en el TSE para el proceso electoral; y poco 44.4% y nada 19.7% en el TSE respecto a la implementación y transmisión de datos de votos desde el exterior (preguntas 36 y 37)”, indica el informe. 

Mauricio Maravilla, vocero de la entidad, manifestó que la desigualdad en la competencia electoral a nivel de partidos políticos también es evidente cuando se habla de la inversión que estos han hecho en la campaña. 

Al respecto cita que el Primer Informe de Monitoreo de Propaganda de la organización Acción Ciudadana identificó que el gobierno invirtió en la campaña $2.8 millones de dólares entre agosto y octubre del año pasado, de los cuales $2.3 se invirtieron en un anuncio que respalda el régimen de excepción y acusa a la oposición de querer liberar a los miembros de pandillas. Mientras, en ese periodo los otros partidos en contienda solo invirtieron $65,000. 

Maravilla expresó que se han identificado 7 debilidades de carácter operativas, una de ellas es la falta de depuración del registro electoral VEX, dado que no hay un patrón identificable de personas con pasaporte ni de los salvadoreños con dirección en el territorio nacional que se encuentren en el exterior, además al 5 de noviembre de 2023 el padrón de personas con DUI en el extranjero no estaba depurado. 

Otra de las vulnerabilidades descritas es que hay censos y fórmulas para elecciones municipales y legislativas por lo cual se da una subrrepresentación y una sobrerrepresentación en algunas circunscripciones; además, tampoco se ha invertido en educación electoral sobre la forma de votar en el exterior y en el territorio; al momento se desconoce el mecanismo o protocolo utilizado para asegurar que las máquinas de votación no sean vulneradas durante su traslado a los centros de votación.

De acuerdo a lo expresado en el informe, el Consorcio Observa 2024 desarrollará diversas actividades para asegurar que las elecciones se realicen con transparencia, entre ellas: documentar a nivel local y nacional, distintos momentos del evento, así como pronunciarse ante posibles irregularidades que se puedan presentar.  

Según lo expuesto cada uno de los miembros aportará su experiencia y los conocimientos de sus respectivos ámbitos, para realizar una observación electoral sistemática y basada en evidencia que contribuya a la integridad del sufragio.    

Descargue aquí el informe completo del Consorcio Observa El Salvador 2024 que incluye también las respectivas recomendaciones al TSE para hacer frente a los retos marcados en ese proceso electoral. 

Comparte disruptiva

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en pinterest
Compartir en print
Compartir en email