DDHH
Victoria Serrano

Victoria Serrano

Los grupos vulnerables de la sociedad y sus derechos humanos

La historia de los derechos humanos es muy extensa, estos están establecidos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos desde diciembre de 1948. Esta declaración fue aprobada por los diferentes representantes de varios países de todo el mundo, para así convertirse en la base de todas las naciones.

Esta comprende de 30 artículos de tipo social, económico, civil, político y cultural, los cuales deberían ser aplicados a todos los ciudadanos que se rigen bajo esta declaración, que desde el principio menciona que no debe existir ninguna excepción para el goce de estos. Ya que como afirma el artículo 2 inciso 1 de esta Declaración:

Toda persona tiene todos los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición. (1948, p.6).

Esto quiere decir, que todo ser humano tiene derechos a que lo protejan dentro de la sociedad, sin importar su edad, su sexo, su raza, su origen o su clase social, no hay ningún aspecto que tenga un individuo, que sea una condición que permita que estos derechos no se le cumplan o no se le respeten, puesto que estos tienen ciertas características, son inherentes, universales e indivisibles, además de muchas otras, que están basadas en un mismo fin, el cual es, que le pertenecen a las personas por el simple hecho de ser seres humanos, sin ninguna excepción.

Pero a pesar que se mencione en la Declaración Universal de los Derechos Humanos que nadie debería ser discriminado, dentro de la sociedad existen grupos vulnerables, es decir, aquellos individuos que por algún aspecto o cualidad son vistos de forma diferente ante la sociedad, dentro de estos grupos vulnerables se puede mencionar a mujeres, niños, migrantes, personas discapacitadas, personas en pobreza o adultos mayores; ya que debido a sus condiciones erróneamente se cree que no tienen las mismas habilidades o capacidades que el resto que no se encuentra en ninguna de esas circunstancias, y permite que las personas puedan llegar a pensar que por el hecho de tener esas diferencias ya sea sociales, económicas o físicas no merecen tener los mismos derechos, lo que provoca que a estos grupos muchas veces no se les cumplan o garanticen los DDHH.

Lastimosamente una de las causas por las que se crean estos grupos vulnerables es la desigualdad que existe en la sociedad a la hora de cumplir con sus derechos humanos, un ejemplo claro es la desigualdad de género,  razón por la cual las mujeres se encuentran dentro de los grupos vulnerables, y por lo que llevan mucho tiempo luchando, ya que sufren de muchas injusticias; otro ejemplo muy claro es en la pobreza, por las desigualdades de salarios o ingresos, y así en cada grupo vulnerable se presenta la desigualdad de una manera u otra.

En general, la desigualdad social ocurre en los países subdesarrollados y también puede presentarse en países con niveles altos de desarrollo, producto de la falta de educación, de mejores oportunidades en el mercado de trabajo y también por la dificultad de acceso a los bienes culturales o a los servicios sanitarios o a la educación que padece la mayor parte de la población. (Significados, 2017)

Otra de las causas ligadas a la desigualdad y que se debe eliminar es la discriminación, tener un trato desigual con otras personas por algún motivo de raza, sexo, política, etc., es decir, que la discriminación es lo que permite que exista la desigualdad, por ende, ambos son problemas que deben de erradicarse en la sociedad, para hacer del mundo un lugar en el que todos gocen de sus derechos, sin excepción.

Es por esa razón que se ha visto necesario crear leyes a las que se les puede llamar “especiales” para estas personas, ya que estas se conforman de derechos que no están incluidos en otros documentos que son más generales, porque estas están enfocadas en necesidades más específicas de los grupos vulnerables de la sociedad, por eso su propósito es buscar una manera de evitar la desigualdad e injusticias.

Por ejemplo, en El Salvador algunas de estas leyes pueden ser, la Ley Especial Integral para una Vida Libre de Violencia para las Mujeres, también se puede mencionar la Ley de Protección Integral de la Niñez y Adolescencia, la Ley de Equiparación de Oportunidades para las Personas con Discapacidad o la Ley Integral para la Persona Adulta Mayor.

Estas leyes tienen algo en común, y es que desde sus primeros artículos mencionan que su objetivo principal es velar, proteger y asegurarse de que los derechos de las personas, que son parte de esos grupos, se cumplan al igual que al resto de las personas que no son parte de estos.

Es importante recordar que los encargados de velar por el cumplimiento de estas leyes y de todos los derechos humanos son los gobiernos de cada país y las diferentes instituciones que trabajan a nivel mundial, y estos deben seguir tres reglas en particular: respetar, proteger y garantizar los derechos a su población.

Además, existen organizaciones que tratan de aportar un poco a esta causa, tratando de que en especial, estos grupos vulnerables, conozcan sus derechos para que exijan su respeto y garantía, y ayudándolos en su desarrollo e integración en la sociedad.

Pero, por otro lado, también es muy importante que las mismas personas que conforman la sociedad que no sufren de ninguna condición respeten los derechos de todos sin excepciones, y sobre todo que se promueva la inclusión social en los sectores de salud, de educación o en los trabajos, un ejemplo claro es en las empresas en las cuales no se puede negar un trabajo a una persona discapacitada.

Por esto, es que las escuelas, universidades e instituciones tienen la obligación de enseñar a sus estudiantes qué son los derechos humanos, sus características y sobre todo el respeto que se debe tener por todas las otras personas sin importar sus diferencias, para que crezcan con buenos valores, y así sabrán respetar los derechos de los demás.

En conclusión, el incumplimiento de los derechos humanos sobre todo en los grupos vulnerables sí es algo que se puede erradicar, comenzando por dejar a un lado la discriminación y las desigualdades de la sociedad, los seres humanos son los únicos que pueden cambiar esta realidad, teniendo en cuenta que todos somos iguales ante la ley, y que nadie tiene más derechos que otro, por eso es importante que las personas de todas las edades conozcan sobre esto. Además de que el gobierno y sus instituciones siempre deben cumplir con velar, garantizar y tratar de que se respeten los derechos de sus ciudadanos.

Cuando todas las personas sean conscientes de la existencia de sus derechos, es cuando podrán defenderlos y exigir que sean cumplidos. Por esa razón es importante que las personas que sí conocen del tema compartan el conocimiento a otros que lo desconocen y que sepan qué instituciones velan porque se logren cumplir, y que se puede acudir a estas en casos de que sufran alguna desigualdad o injustica.

La historia de los derechos humanos no termina, son años de luchar por el cumplimiento y respeto, en especial aquellos grupos vulnerables que luchan el doble por no ser vistos diferentes en la sociedad, y han tenido que crear leyes especiales que los protejan, hay que comenzar desde los más pequeños, inculcando valores y conocimiento, solo así se lograra erradicar la vulnerabilidad de las personas y se lograra el goce de los derechos humanos en toda la sociedad.

Comparte disruptiva

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on print
Share on email