Schoolgirl with medicine mask on face, in classroom, against: virus, ill, epidemic, plague, flu
Ing. René Núñez

Ing. René Núñez

¿Podemos lograr que el CoVid – 19 no sea peor que … una gripe común?

No sabemos cuándo nos atacará el Coronavirus, pero podemos reducir la probabilidad de que la enfermedad que produce llegue a ser de gravedad y eliminar el riesgo de muerte. Este Coronavirus tiene una manera única de entrar a nuestro organismo y la enfermedad que produce, evoluciona siempre de la misma manera. Por lo que tenemos que prepararnos para enfrentarlo y ganarle.

El coronavirus entra a nuestro organismo por medio del enlace de sus espigas de proteínas con los receptores de la enzima convertidora angiotensina 2 (ECA2) de las células del sistema respiratorio. Pero, según descubrió el Dr. Adam M. Brufsky, para lograr un enlace fuerte entre las espigas y los receptores, ambos deben tener moléculas de glucosa. Una vez que se tiene un enlace fuerte, el virus ingresa al interior de la célula. Pero podemos frenar el ingreso del virus y reducir la carga viral, si eliminamos la glucosa de los receptores de la ECA2.

Una vez que el virus ingresa al interior de la célula, abre su membrana y expone su material genético. Suelta unas proteínas con las que bloquea la defensa de la célula y se apodera del mecanismo de reproducción para que produzca copias de la membrana y del material genético.

Las membranas se construyen con proteínas, lípidos y glucosa. Pero, aunque las células de los pulmones pueden producir las proteínas y los lípidos, no pueden producir la glucosa. Por lo que tienen que emplear, la que tienen de la digestión de los alimentos. Pero podríamos reducir la cantidad de copias de las membranas, eliminando la glucosa residual del interior de las células.

Las copias del material genético se producen por el mecanismo de producción del ácido ribonucleico (ARN). Este mecanismo lo podemos frenar, llevando Zinc (Zn) al interior de la célula. Pero, para facilitar su ingreso los electrólitos de la membrana celular deben encontrarse en sus posiciones normales, con el Sodio (Na) en el exterior y el Potasio (K) en el interior. El Zinc tiene características eléctricas similares a las del potasio, por lo que tiende a ocupar un lugar al lado del potasio. El selenio (Se) es el otro mineral con propiedades antivirales y características similares al zinc. Por lo que tenemos que consumir los alimentos que tienen estos minerales, ya que los minerales se absorben más fácilmente cuando se encuentran en los alimentos. Aunque también se pueden tomar como suplementos nutricionales.

Nuestro organismo regula el Sodio para tener una proporción de cuatro veces más potasio que sodio, ya que con esa proporción los dos electrolitos se mantienen en sus posiciones normales. Pero, para no sobrepasar esta acción reguladora tenemos que consumir más alimentos que tienen potasio y reducir el consumo de la sal (sodio).

Una vez ensambladas las membranas con el material genético, se muere la célula y las copias del virus salen a infectar a más células del tejido pulmonar. De aquí, siguen por el torrente sanguíneo e invaden a los glóbulos rojos y a cualquier órgano, que le facilite su ingreso.

En esta etapa de la enfermedad el sistema inmunológico responde con un proceso inflamatorio en los pulmones, mientras los macrófagos – que forman la primera línea de defensa – salen a eliminar a los virus circulantes y los anticuerpos los inmovilizan, para evitar su propagación.

Con una carga viral alta, los pulmones se inflaman de manera excesiva, se obstruye la entrada de aire a los alvéolos pulmonares y se produce una deficiencia de oxigenación. La inflamación es peor en cuanto mayor es el valor de la glucosa sanguínea, por lo que para ganarle al Coronavirus debemos de mantenernos en un valor bajo de glucosa.

El valor mínimo de la glucosa, la mínima respuesta inflamatoria y el máximo de oxigenación general se obtienen cuando el organismo se encuentra en el estado de ketosis. Por lo que nos conviene adoptarlo como estrategia, para eliminar al virus y ganarle al CoVid – 19.

Los macrófagos necesitan 25 veces más vitamina C que las células normales y para absorberla deben de encontrarse en un medio bajo en glucosa. Debemos tener en cuenta que el ácido ascórbico – que se vende comercialmente como vitamina C – solamente es el 4 % de la verdadera vitamina C. Por lo que debemos tomar la vitamina C que se encuentra en el jugo de limón y de preferencia, debe tomarse en ayunas o entre las comidas.

Los glóbulos rojos son las únicas células de nuestro organismo que requieren de la glucosa para la obtención de su energía, pero no necesitan de la insulina para absorberla. Por lo que el Coronavirus, con su capa de Glucosa, se pega a los glóbulos rojos e ingresa a su interior, mezclado con la glucosa alimentaria. Destruye la hemoglobina de los glóbulos rojos y se produce una segunda deficiencia de oxigenación general.

La proliferación de tejido muerto en los pulmones induce a la formación de una infección microbiana secundaria, que se desarrolla con mayor gravedad en cuanto más altos son los valores de la glucosa sanguínea. Los medios de información han difundido la noticia, que los médicos recomiendan la azitromicina para combatir esta infección microbiana secundaria.

El gran problema lo da el Coronavirus cuando llega al páncreas. En donde entra por los receptores de la ECA2 de las células de las isletas que producen la insulina. Con la destrucción de estas células, se interrumpe la producción de insulina y sin insulina, la glucosa sanguínea se acumula en la sangre hasta alcanzar un valor alto y peligroso. Llegándose así, al momento mortal para los diabéticos, los que tienen la glucosa alta y los que tienen de sobra, glucosa residual.

Pero nosotros le daremos problemas al Coronavirus al adoptar la ketosis. Ya que desde antes de que entre a nuestro organismo estaremos con el mínimo de glucosa, para reducir la carga viral de ingreso y para que el sistema inmunológico responda rápido y elimine al mortal Coronavirus.

Comparte disruptiva

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on print
Share on email