estres
Stefany Yamileth Calles Navas

Stefany Yamileth Calles Navas

PROMOVIENDO ALTERNATIVAS SALUDABLES PARA SOBRELLEVAR EL ESTRÉS, LA ANSIEDAD Y LA DEPRESIÓN

Como punto inicial es muy importante destacar que la salud mental es un componente esencial para que todos los engranajes de la vida de una persona funcionen de manera correcta, dicho detalle marca un punto muy importante en el desarrollo de cada individuo, si una persona por alguna razón descuida su salud mental, es muy probable que en un futuro cercano llegue a padecer ya sea de estrés, ansiedad, y en situaciones más graves, de períodos depresivos. Dichas enfermedades psicológicas afectarán su rendimiento de manera significativa, hasta el punto de limitarla e interferir en sus actividades diarias si no cuida su salud mental y no recibe un tratamiento apropiado.

En primer lugar, está el estrés. Es uno de los principales padecimientos que la población puede llegar a ser diagnosticada debido a la extremada cantidad de exigencias que las personas en ocasiones se hacen así mismos, cuando sus recursos no son suficientes para lograr cumplir con cada una de dichas exigencias. Suele estar relacionado de manera significativa a los cambios que exigen un sobreesfuerzo de la persona, pero se debe tener en cuenta que la presencia del estrés en la vida no en todas las ocasiones será sinónimo de algo malo, en muchas oportunidades su presencia suele representar una oportunidad para desarrollar nuevos recursos personales, permitiéndonos así fortalecer nuestra autoestima.

Así como el estrés puede ser favorecedor en algunas ocasiones, puede ser muy perjudicial en la vida de un individuo cuando este pasa a ser una psicopatología, esto sucede cuando los niveles de estrés son tan intensos y frecuentes que no les permiten a las personas desenvolverse de manera normal en sus actividades diarias. Existen tres tipos de estrés; el estrés agudo que causa agonía emocional manifestada como enojo, ansiedad y depresión; luego está el estrés episódico, es común en personas que no son capaces de organizar de manera funcional sus obligaciones en su día a día, presentando así mal carácter e irritabilidad la mayor parte del tiempo. Y, por último, está el estrés crónico, quienes los padecen de manera regular culpan a los demás de los errores que ellos mismos cometen, y presentan un comportamiento negativo ante cualquier situación.

La mejor manera de sobrellevar el estrés en el diario vivir es exigiéndose menos, y aceptar responsabilidades que considere capaz de manejar de manera tranquila y que no lo haga exigirse de más, se debe aprender a establecer prioridades y comenzar a organizar todas las actividades a realizar para saber prever y manejar el tiempo.

La segunda psicopatología que suele afectar más a la población es la ansiedad, que en realidad es una reacción humana muy natural, que en la mayoría de las situaciones tiene como principal función la supervivencia. La ansiedad suele ser desencadenada por situaciones que le hacen creer a la persona que no tendrán una solución exitosa, y por ende solo obtendrá consecuencias negativas de dicha situación. Quienes suelen presentar comportamientos ansiosos la mayor parte del tiempo piensan que algo malo va a suceder, ya sea a ellos mismos, amigos o a sus familiares. Aunque es importante destacar que a veces una pequeña porción de ansiedad es buena para las personas, porque como se mencionaba antes su función principal es la supervivencia y por ende permite mantenerse en alerta, y así poder salir de manera rápida y segura de una situación que pueda ponerle en peligro.

La psicopatología que también suele ser común entre la población es la depresión. Dicha psicopatología es una enfermedad muy grave que no afecta solo la salud mental, sino que también afecta la salud física del individuo que la padece. Algunos de los síntomas más comunes en una depresión son: cansancio extremo, dificultad para concentrarse en una actividad, irregularidades en su ciclo sueño-vigilia, y una significativa perdida de interés y placer hacia actividades que solían hacer feliz a la persona. Todas estas manifestaciones de la depresión pueden ser desencadenadas por acontecimientos fuertes que el individuo haya sufrido con anterioridad como pérdidas de seres queridos, cambios hormonales, problemas económicos, laborales o sentimentales, entre otros acontecimientos.

Todas las psicopatologías que se han mencionado son las más comunes y a las que las personas son más propensas a padecer dependiendo de factores genéticos, el tipo de crianza al cuál fue sometido cuando se era un infante y sobre todo por el ambiente social sonde se desarrolle, en los cuales podemos incluir, escuelas, colegios, colonias, universidades, áreas de trabajo y hasta los lugares donde las personas buscan recrearse.

Es importante aclarar que para dichas psicopatologías existen algunas recomendaciones que pueden ayudar a que la convivencia con ellas en el diario vivir sea un poco más agradable, pero es importante siempre tratarse con un profesional de la salud mental, para así poder tener la ayuda necesaria y un tratamiento personalizado para que dichas psicopatologías les permitan a las personas desarrollarse y desenvolverse de manera normal sin que la limite en ningún aspecto de su vida. Se debe recordar que no eres tu diagnóstico, tu psicopatología no te define como individuo, no debes darle ese poder, pero lo lograrás si cuidas de manera correcta tu salud mental, la cual siempre debe ser tratada y atendida como una prioridad, porque lo es y se le debe prestar la atención correspondiente.

Comparte disruptiva

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on print
Share on email