LAS ENSEÑANZAS VIRTUALES Y LA EDUCACIÓN UNIVERSITARIA SALVADOREÑA

LAS ENSEÑANZAS VIRTUALES Y LA EDUCACIÓN UNIVERSITARIA SALVADOREÑA

Comparte disruptiva

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
La utilización de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) en la educación universitaria salvadoreña, ayuda vertiginosamente a tener mejores y más conocimientos... al saberlas utilizar debidamente.

La utilización de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) en la educación universitaria salvadoreña, ayuda vertiginosamente a tener mejores y más conocimientos… al saberlas utilizar debidamente. En la actualidad surgen variadas tecnologías educativas que ayudan a los estudiantes y maestros a aprender más rápido y contribuyen, eficientemente, al proceso de enseñanza – aprendizaje. En el contexto del e-Learning o formación virtual, el aprendizaje rompe paradigmas y continúa creciendo aceleradamente.

Según el Centro de Formación Permanente, en la Universidad de Sevilla, España, se le denomina e-learning a: “Procesos de enseñanza – aprendizaje que se llevan a cabo a través de Internet, caracterizados por una separación física entre profesorado y estudiantes, pero con el predominio de una comunicación tanto síncrona como asíncrona, a través de la cual se lleva a cabo una interacción didáctica continuada. Además, el alumno pasa a ser el centro de la formación, al tener que auto – gestionar su aprendizaje, con ayuda de tutores y compañeros”.

La educación virtual es para el que puede acceder a internet y tiene las competencias necesarias para manejar, por lo menos de forma básica, una computadora; además, permite interactuar de manera más rápida con muchos compañeros de estudios inscritos en una asignatura o carrera virtual en cualquier lugar del mundo. En los años ochenta, no nos imaginábamos que a través de un smartphone (teléfono inteligente), tablet u otro aparato electrónico se podría investigar una tarea y luego subirla o alojarla a la plataforma virtual del maestro o de la universidad.

Existen muchas carreras que se imparten en modalidad “virtual”; sin embargo, ese tipo de enseñanzas debe ser supervisado y dirigido por expertos. En esta ocasión, estudiar un diplomado en tutorías virtuales, ayudaría más para depositar la enseñanza con este tipo de pedagogía. La Universidad Francisco Gavidia ha sido pionera en este tipo de enseñanza – aprendizaje.

A continuación, se presentan características del e-learning, también según la Universidad de Sevilla, las cuales pueden ser aplicadas para todo nivel de estudiantes y, no importa la edad, un ejemplo es para la enseñanza andragógica o adultos. Como se mencionó, no tiene que ser “analfabeta digital”.

  • Desaparecen las barreras espacio – temporales: Los estudiantes pueden realizar un curso en su casa o lugar de trabajo, estando accesibles los contenidos cualquier día a cualquier hora. Pudiendo de esta forma optimizar al máximo el tiempo dedicado a la formación.
  • Formación flexible: La diversidad de métodos y recursos empleados, facilita el que nos podamos adaptar a las características y necesidades de los estudiantes.
  • El alumno: es el centro de los procesos de enseñanza – aprendizaje y participa de manera activa en la construcción de sus conocimientos, teniendo capacidad para decidir el itinerario formativo más acorde con sus intereses.
  • El profesor: pasa de ser un mero transmisor de contenidos a un tutor que orienta, guía, ayuda y facilita los procesos formativos.
  • Contenidos actualizados: Las novedades y recursos relacionados con el tema de estudio se pueden introducir de manera rápida en los contenidos, de forma que las enseñanzas estén totalmente actualizadas.
  • Comunicación constante entre los participantes: gracias a las herramientas que incorporan las plataformas e-learning (foros, chat, correo, etc.).

En el proceso enseñanza – aprendizaje surgen los Cursos masivos online abiertos conocidos como MOOCS, los cuales han venido a revolucionar los paradigmas de aprendizaje, en especial en la educación universitaria. Por ello, se hace una interrogante sobre su conocimiento, se analiza que muchos desconocen de ese tipo de enseñanza virtual. Recordemos que, para un docente universitario es indispensable pasar el grado digital o poseer los conocimientos idóneos y oportunos para este tipo de enseñanza. Algunos maestros y estudiantes son reacios a este tipo de enseñanza – aprendizaje.

Conclusión

A modo de conclusión, las comunicaciones virtuales indican que la educación virtual ayuda mucho en el proceso enseñanza – aprendizaje; sin embargo, los alumnos siguen prefiriendo la educación presencial. Existen en El Salvador universidades que se han anclado en el pasado, no cuentan con suficiente tecnología para aplicar las TIC.

Las tecnologías de la información y las comunicaciones y las redes sociales como tal son herramientas didácticas indispensables que los catedráticos universitarios deben poseer. La profesionalización de la docencia superior, es más fácil y eficiente al utilizar tecnologías educativas. Con ello, se mejora el aspecto curricular y didáctico. La calidad en la educación está ligada a esta temática ciber-tecnológica, anclarla a las universidades es algo esencial para estar siempre en la vanguardia educativa.Una recomendación que se debe tomar en cuenta en el ámbito de la educación universitaria salvadoreña es, incentivar tanto a maestros como alumnos para que ingresen al mundo de la educación virtual, sin perder el contexto pedagógico, claro. Todas las universidades tienen que realizar capacitaciones al personal docente a través de cursos MOOCS y aprendizajes de diplomados en tutorías virtuales.